Sí, uno de los objetivos base de las marcas es acercarse a su consumidor y brindarle una experiencia inolvidable, pero ¿cómo hacer eso?

Ahora exponemos algunos ejemplos de campañas de éxito. Todas ellas se centraron en involucrar activamente al cliente meta, le propusieron una breve interacción y sus sentidos fueron los impactados.

Las metas del marketing de experiencias, que es también conocido como sensorial o vivencial; además de interesarse en hacer presentaciones fuera de lo normal, apela a los sentidos. Entre más sentidos convoque, será de mayor impacto, sin embargo, muchas marcas suelen atacar uno sola pero de manera contundente.

Así, al disponer de varias ejecuciones la experiencia quedaría mejor grabada en la memoria. Justo esto es lo que buscan todas las empresas de marketing. Luego, estas experiencias poco convencionales podrían generar un compromiso con el consumidor al cautivar la percepción y por ende, a la recordación.

Ejemplos de marketing de experiencia

Esta marca, que se enfoca en los viajes, hospedaje y sitios para vacacionar, se ocupó en trasladar al usuario común hasta sitios lejos de la ciudad.

En la actualidad estamos desconectados de las demás personas. Esta implementación fue ejecutada para que las personas en la calle se unieran y por su energía lograran un pequeño obsequio.

Esta otra campaña invitaba a la coordinación de los sentidos. Un ejemplo básico, pero bien elaborado, que cautivó a los clientes meta.

Las empresas que se enfocan en poner en juego los sentidos, aseguran que las personas se lleven consigo un recordatorio que se puede explotar en el futuro.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL