Si en estos momentos te encuentras planeando la estrategia que ejecutarás durante el evento, feria o expo en la que planeas participar; seguramente te estás preguntando si la inversión que acabas de realizar en productos promocionales tendrá algún beneficio.

Es natural que lo hagas, ya que realizar una inversión de este tipo siempre requiere de un análisis de cada aspecto que asegure el retorno de la inversión. Sin embargo, podemos asegurar que los artículos promocionales tienen una garantía y es la siguiente: hacen que tus clientes o prospectos sonrían.

Quizá no lo habías notado, pero cada vez que una persona recibe un artículo promocional no importando su calidad, la marca o el lugar donde lo recibe, ocurre un suceso que muchos pasan por desapercibido: el consumidor sonríe.

Podríamos afirmar que la mayoría se alegra —seguramente, lo haz hecho— de recibirlos. Desde un flyer hasta una pluma son elementos que los consumidores aprecian mucho. Pequeños detalles que recompensan su aprecio o interés por la marca, incluso, si no son clientes aprecian el detalle. Además, acceden a los mensajes de la marca con un mayor nivel de atención que antes de recibir un artículo promocional.

Vale la pena destacar que, este tipo de productos fortalecen el impacto de una activación o un evento. No obstante, esta estrategia no debe tomarse la ligera, ya que puede afectar el valor de los productos más importantes. Por ese motivo, es importante ofrecer pequeñas cantidades de producto de muestra. Tal como lo hacen las marcas de cuidado personal que solamente obsequian una pequeña muestra de lo que puede hacer su champú, jabón o perfume.

De esta manera se incentiva la curiosidad del consumidor para que pruebe el producto que se le ofrece. Por tanto, no olvides incluir a los artículos promocionales en tu estrategia de marketing. Tendrás una mayor recordación y será una excelente excusa para iniciar una conversación que posiblemente acabe en un cierre de venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL