Desde hace ya un par de años que Unilever, con toda su gama de productos, ha estado trabajando en reducir sus niveles de contaminación por plástico. Incluso obtuvo el primer lugar en el Índice Dow Jones de sostenibilidad el pasado 2017, mientras por ahora, con su marca Dove, pretende eliminar el uso de plástico virgen para el 2020.

La marca lanzará una nueva iniciativa en Norteamérica y Europa que consiste en la implementación de botellas 100 por ciento de plástico reciclado, evitando así el uso de 20,500 toneladas anuales de plástico virgen en todo el mundo.

Al respecto de esta nueva estrategia, los voceros de la marca señalan que aunque todas sus iniciativas están pensadas a largo plazo, cada una prevé una fuerte lucha para disminuir los niveles de residuos plásticos. Haciendo énfasis en que ya están trabajando en soluciones para los productos en los que el plástico reciclado no es funcional, tales como dispensadores y tapas.

Otras marcas que buscan disminuir el uso de plástico virgen

Una de las campañas con mayor reconocimiento a nivel global, es Desplastíficate, un movimiento creado por Corona con el fin de proteger los océanos y las playas de los residuos plásticos. En este contexto, otras marcas como Pays, se han integrado al proyecto con la creación de productos sostenibles y orgánicos.

Del mismo modo, el gobierno ha venido tomando acciones con normas que establecen la prohibición del uso de productos plásticos en diferentes estados de la república. Una de las razones por las que más de un par de fabricantes mexicanas de este tipo de productos, ha considerado dejar el mercado mexicano con el fin de buscar una mayor oportunidad en otras regiones.

Te sugerimos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL