El término “comunidad de marca” ha tenido tantas interpretaciones desde el abordaje del marketing mismo, que ha sesgado la manera como debería de ser aplicado adecuadamente en las estrategias.

Más columnas de Irina Valencia:
La Responsabilidad Social como verdadera responsabilidad
4 ideas baratas para hacer publicidad en una microempresa
La excusa para volver a las bases
El momento cero del desarrollo creativo

Por lo tanto, el término se ha hecho demasiado ambiguo y ha perdido completamente su valor, pues el director de marketing reconoce aunque sea de manera inconsciente la importancia de los consumidores que estén filiados al concepto de marca de manera orgánica, sin haber dinero de por medio, sólo apelando al sentimiento aspiracional por parte del consumidor.

Y, ese proceso aspiracional de la marca, se constituye en un elemento que hace parte del imaginario colectivo del target, en tanto, logra constituir como un mito desde el producto en sí mismo, que quienes tengan dicho producto, generan admiración personal en su entorno social.

En tal virtud, si este concepto se comprende, es más sencillo entender como esta conformada la comunidad de marca de manera orgánica, pero para tener amplitud de ello, se debe tener claro, que es y para ello podríamos definirlo, como: la apropiación de la marca por parte de un consumidor potencial o real, para adaptarlo a su cotidianidad, generando identidad de marca, lo cual es capaz de reproducir de manera abierta en sus grupos sociales. Podríamos estar comparándolo con aquello que algunos autores han podido conceptualizar como: Brand Lover.

Así, la comunidad de marca, se convierte en un concepto que abarca a los defensores y replicadores naturales de la marca; los cuales hay que procurar por identificar, potenciar y generar.

Por lo tanto, crear comunidad de marca, se convierte en una estrategia de marca que provoca la conformidad social, evitando que aquellos consumidores que no son Brand Lover, se sientan influenciados por aquellos que sí lo son, con ello logramos que aquellos que están influenciados, no “piensen” y sus decisiones las tomen de acuerdo a lo que otros le dicen, se hace por impulso de acuerdo a una recomendación.

Aquí dos elementos fundamentales para crear comunidad de marca:

1. Comunique los atributos de su producto y/o marca: no lo haga de manera directa, logre que en su comunicación estén inmersos los atributos, características únicas que faciliten la cercanía y la generación de mitos sociales, para que la marca se convierta en un aspiracional, motivo de deseo y se instale en el imaginario colectivo del target.

2. Facilite los canales de comunicación: para lograr la interacción de los Brand Lovers, facilite los canales de comunicación como las redes sociales, donde manera orgánica se da una convergencia de opiniones natural, bastante positiva para la marca; tenga presencia de marca en dichos canales, identifique los Brand Lovers y establezca una interacción permanente para que su influencia sea más poderosa y superada por personas de sus grupos sociales, así no sólo generaremos un voz a voz más efectivo, sino una recordación, sino también una reproducción.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL