Un grupo de empleados de Walmart y activistas laborales empezó a pedirle al retailer dejar de apoyar a la Convención Nacional Republicana, uniéndose al coro de organizaciones que presionan a las compañías a distanciarse del virtual candidato Donald Trump.

El grupo, llamado Making Change At Walmart, envió una carta al CEO Doug McMillon para que el mayor empleador privado de Estados Unidos se pronuncie claramente contra las afirmaciones “racistas, misóginas, anti-veteranos e islamofóbicas” de Trump.

Si Walmart no responde en esta semana, la organización está planeando realizar protestas en sus locales y en las propiedades del precandidato.

Making Change At Walmart, que anteriormente hizo lobby a favor de mayores salarios y beneficios, también dijo que pedirá a los consumidores de la cadena que firmen la carta.

Walmart destinó 15 mil dólares a los fondos de la convención republicana en noviembre, y la misma cantidad al partido demócrata este mes.

La cadena decidió aportar a los dos partidos como forma de apoyo a las convenciones y al proceso político. Declinó comentar acerca de las críticas que se vuelcan sobre Trump.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL