• Según datos de Gympass, quienes realizan home office son 42 por ciento más productivos.

  • En Latinoamérica sólo el 40 por ciento de las empresas brindan la opción de trabajar a distancia, según Citrix.

  • Los programas dedicados a la comunicación interna de las empresas llegarán a generar 4.8 MMDD en ingresos, según datos de Gartnet.

Cuando se trabaja en casa, en home office, se pueden tener tantas o más distracciones que cuando se labora en un centro de trabajo. Al estar en nuestro propio espacio, nos encontramos regularmente rodeados de cosas que nos gustan y que, en consecuencia, puede resultarnos llamativas. Cuando menos lo vemos, esto no puede estar quitando tiempo de trabajo. Por este motivo, los líderes de equipo deben tomar medidas para la realización de las tareas se agilice y así se logre alcanzar las metas que se tienen como empresa. Sin embargo. ¿Cómo se puede lograr esto? En las siguientes líneas hablamos al respecto.

Al trabajar bajo un esquema de home office la organización adquiere una mayor relevancia para el cumplimiento de objetivos. Una vez que se tenga una tarea o que se fije un objetivo, será necesario establecer metas para cada uno de los miembros del equipo de trabajo y habrá que delegar deberes, con la finalidad de que todo se distribuya de manera equitativa.

Adicionalmente a lo anterior, es importante que se verifique constantemente el avance que tiene el cumplimiento de los objetivos. El líder podrá ir verificando de este modo si los colaboradores pueden apresurar el paso para cumplir con sus deberes o incluso si se encuentra sobresaturados de deberes. Esto es esencial al momento de hacer home office, puesto que resulta como una herramienta de control para saber quién sí está trabajando y quién necesita sumarse a las acciones que se están haciendo dentro de la empresa.

Además de la medición de resultados, cuando se trabaja a través de un sistema de home office, es necesario que los líderes estén en constante comunicación con sus colaboradores, con la finalidad de generar una retroalimentación constante sobre el trabajo que se está realizando, para poder optimizarlo y que, en consecuencia, también sea mucho más fluido el cumplimiento de las metas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL