A quién no le ha sucedido que piensa que su campaña considera los insights más relevantes del mercado y que podrán asegurar su éxito.

Sin embargo, una de las sorpresas que nos podemos llevar es que la campaña no sintoniza con los consumidores. Puede ser un golpe bajo para la agencia, así como para la marca. No hay duda que el sentimiento de frustración no se presente.

Pero hay que entender que una las principales fallas de una campaña BTL surge al momento de ser implementada. Algunos mercadólogos aún creen que el consumidor es el que la teoría de hace 10 años indica. Y vale la pena señalar que esto ya no es así. Los consumidores son más exigentes y más analíticos, es imposible conectar con ese tipo de mercado utilizando técnicas que de alguna manera llamaremos “tradicionales”.

La campaña puede tener presencia en medios muy selectos, con una amplia duración, materiales de apoyo, etc. Pero sino cuenta con uno de los principales factores de éxito que es: un correcto mensaje. Sin duda no se podrá llegar a ningún lado.

De acuerdo con un estudio de Accenture, los mexicanos cada vez están mejor informados y son más exigentes en su consumo. Según el estudio, el 92 por ciento de los consumidores mexicanos usan al menos un canal en línea para obtener información sobre los productos y servicios que planean adquirir.

Sin duda, esto exige a las marcas tener una presencia completamente en línea, porque sino llegan a contar con ese servicio indudablemente el consumidor realizará sus compras en otro lugar. También vale la pena señalar qué el 78 por ciento de los posibles compradores se siente frustrado porque la empresa no facilita hacer negocios, según el estudio.

Por tanto, es importante conocer cada vez al consumidor al que planeamos dirigirnos, ya sea digital o en línea. Pero hay que considerar que el consumidor actualmente demanda información para decidir su compra y sino se la ofrecemos, no lo pensara dos veces: se dirigirá a otro punto de venta que le muestre lo mejor para atender sus necesidades y demandas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL