Fue durante febrero de este año que cadena estadounidense de almacenes, Macy’s, anunció el cierre de 125 de sus tiendas con miras a los próximos tres años. La compañía impactó al mundo con noticias sobre bajas ventas y cierres porque formó parte de la caída del retail.

Diversas cadenas fueron en picada aunque ante la pandemia de COVID-19 poco se recuerda, pues ahora son de diversos segmentos las compañías que han perdido una enorme cantidad de recursos.

Neiman Marcus (que no cumplió el pago de millones de dólares en deudas la semana pasada y sus préstamos suman unos 4,800 millones de dólares), Stage Stores y JC Penney (luego de compañía de 118 años) han solicitado la protección por bancarrota del Capítulo 11 durante la pandemia. Se espera que Lord & Taylor se liquide.

Cifras a la alza

Sin embargo, contra todo pronóstico, Macy’s informó que ha recaudado aproximadamente 4.5 mil millones de dólares en nuevos fondos para sortear la pandemia de coronavirus y que sus cifras le permitirán superarla.

El financiamiento incluye 3.15 mil millones de dólares en crédito basado en activos y una oferta de bonos anunciada previamente de 1.3 mil millones de dólares, con los que la cadena tendría “liquidez suficiente” para atender las necesidades de su negocio durante la crisis sanitaria.

Imagen: Bigstock

Sus números y predicciones positivas sorprenden sobre todo en un momento en el que la mayoría de las empresas apenas y “sobreviven” la pandemia. Pero luego de su anuncio, las acciones de Macy’s subieron hasta un 10 por ciento en las operaciones posteriores. Sus acciones cerraron el lunes casi un 9 por ciento, en medio de un repunte más amplio del mercado. La acción, que está valorada en 3 mil millones dólares, ha bajado un 44 por ciento este año.

El panorama de tiendas no es distinto al de sus competidores, ya que apenas han comenzando a reabrir en fases en Estados Unidos. Aún así los números serían positivos para la marca.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL