En un escenario donde la competencia entre las marcas es gigantesca, las acciones Below the line son el mejor camino publicitario para ir en busca del consumidor, interactuar con él y conseguir emocionarlo para que así recuerde a la marca. Aquí te presentamos el ejemplo de un mupi que no sólo hizo honor al outdoor, sino que hablando de generar emociones le dio justo al clavo.

Más notas relacionadas con Mercadotecnia interactiva:
5 casos en los que conviene utilizar códigos QR
3 tips para fortalecer una relación digital entre consumidor-marca
5 App’s para aprender inglés

Se trata de una acción diseñada por BBDO y OMD en Reino Unido para la marca Pepsi MAX. Su nombre fue “Increíble”, ya que a través de una plataforma tecnológica que fue colocada en el parabus y que proyectaba el otro lado de la calle, los transeúntes podían ver escenarios fantásticos que parecían reales.

Así, varios se espantaron al creer que un león se acercaba a ellos, también objetos voladores no identificados, una persona descendiendo del cielo al estilo Marry Poppins, pero en lugar de sombrilla llevaba un cúmulo de globos de gas y también un robot gigante estrellándose en la calle.

Este truco publicitario logró emocionar de diferentes maneras a las personas que paseaban por la nueva calle de Oxford en Londres, y al mismo tiempo explotó sobremanera la utilidad del BTL para enamorar a la gente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL