• Según datos de la Secretaría de Salud, la cantidad de casos de coronavirus en México llegó a los 90,664 para el 31 de mayo.

  • En la Ciudad de México se reportan 19,682 casos de COVID19, por lo que es la entidad más afectada.

  • Con la nueva normalidad se espera que 1.8 millones de personas retomen sus actividades laborales este lunes.

El pasado domingo 31 de mayo se dio por concluida la Jornada Nacional de Sana Distancia, la cual comenzó el pasado 23 de marzo. Si bien en dicho periodo se promovieron acciones como el mantener la distancia social de 1.5 metros, además de lavarse las manos con agua y jabón, la principal medida fue el aislamiento social, el cual fue promovido por el gobierno bajo la frase de “Quédate en casa”. No obstante, este primero de junio comenzó la nueva normalidad, por lo que 1.8 millones de personas se reintegrarán a sus labores en sus centros de trabajo, lo cual ha sido visto como un peligro para los especialistas, que prevén un nuevo brote.

Según información del New England Complex Systems Institute (NESCSI), en el marco de la nueva normalidad, México aún se encuentra lejos de haber controlado la primera ola del brote de coronavirus COVID19, junto con otros 51 países; por lo que se considera que una reapertura anticipada de actividades podría conducir inexorablemente a un nuevo brote.

De hecho, de acuerdo con declaraciones de Fernando Escudero, investigador del CIDE, la reducción en la movilización de las personas ha sido uno de los puntos determinantes para reducir la cantidad de casos de COVID19, por lo que relajar dicha medida antes de tiempo como parte de la nueva normalidad provocaría el repunte en la cantidad de casos para la tercera semana de junio.

Para comprender el efecto que podría tener el desconfinamiento anticipado como parte de la nueva normalidad en México, basta con mencionar que, a pesar de que la movilidad se redujo un 32.5 por ciento (respecto al mes de febrero) según el último reporte de Google, lo cierto es que la cantidad de casos aumentó un 27.53 por ciento, en tanto que los fallecimiento crecieron un 32.25 por ciento.

Respecto a lo mencionado por el investigador del CIDE, la investigación coincidió en mencionar que una apertura anticipada, como la que se está realizando con el ingreso a la nueva normalidad, podría eliminar los beneficios del aislamiento social, lo que podría derivar en la saturación del sistema hospitalario y un aumento en las muertes. Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, mencionó que sólo algunas actividades regresarán a laboral, pero que en general se tienen que seguir las indicaciones, ya que de ser necesario habrá un segundo confinamiento.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL