• Bonafont hace a un lado sus garrafones para convertirlos en bolsas, con la meta de donar 35 mil litros de agua a comunidades de bajos recursos.

  • La presentación de bolsa de 5 litros resulta más sencillo de transportar para la compañía.

  • Unas 10 mil personas de comunidades de escasos recursos en Estado de México y Morelos, dos de los estados con la peor calidad de vida en el país.

El agua potable es un servicio que millones de personas en el mundo pueden dar por hecho, la utilizan para casi todo en su día a día, sobre todo durante la pandemia, donde la gente se da cuenta de lo realmente importante. Sin embargo, no todas las personas se pueden dar el lujo de tener agua potable, en México hay una gran parte de comunidades que no cuentan con ella, no tienen agua para beber y Bonafont se ha puesto “manos a la obra” por ellos.

La compañía se ha caracterizado por hacer marketing social sobre todo en la defensa del empoderamiento femenino y erradicación de la violencia, pero durante la pandemia han girado un poco hacia las donaciones de plástico para caretas anti COVID-19, cubrebocas, batas de PET y otros elementos clave.

Ahora, han hecho a un lado sus garrafones para convertirlos en bolsas con la meta de donar 35 mil litros de agua a comunidades de bajos recursos en el Estado de México y Morelos.

Te recomendamos:

Por medio de estos elementos, la marca tiene la posibilidad de hacer más sencilla la transportación del vital líquido a quienes más lo necesitan, alcanzando un impacto de 10 mil personas de comunidades de escasos recursos.

Para este fin se han sumado cuatro instituciones: Fundación Nobles Tercios que otorga educación integral a distancia a niños y adultos, Comedor Santa María enfocada a cubrir alimentación a niños, Fundación Échale a tu Casa que impulsa un modelo de viviendo social para familias de escasos recursos y Fundación Origen que da apoyo psicológico y capacitación a mujeres.

La presentación de bolsa de 5 litros es innovadora y realmente efectiva para las comunidades que padecen la incompetencia de sus gobiernos, al no brindarles los servicios básicos a los que los seres humanos tienen derecho, tales como el Estado de México y Morelos, entidades caracterizadas también por la violencia que se vive día a día.

Hasta 2018, Bonafont era la cuarta marca de bebidas líder en México, con 121 millones de puntos de alcance del consumidor (CRP), de acuerdo con cifras de Kantar Worldpanel, proyectadas por Statista.

En tanto, su competidor GEPP contribuyó con 220 mil litros de agua Epura! para 32 hospitales del IMSS, ISSSTE, Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y el Instituto Nacional de Cardiología.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL