¿Debería mudarme por empleo?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

La respuesta ante esta pregunta está en tu corazón… ¡¿acaso no me crees ?! Okay, okay, mi mamá también me dijo de chico que no debería de confiar en extraños, así que permíteme hacer mi labor de convencimiento como lo haría un buen vendedor para exponerte algunos puntos que probablemente puedan ayudarte a tomar una mejor decisión si es que te encuentras en esta posición.

 

Por qué sí debería mudarme

1. Te conviene económicamente. Si te vas a mudar para ganar menos o lo mismo que ganas actualmente, ¿qué caso tiene abandonar tu comodidad? No vale la pena estar sufriendo lejos de casa ya que probablemente tus gastos aumentarán, propio de estar lejos de tu ciudad.

Si la empresa para la que trabajas absorbe gastos como renta y transporte, entonces podría ser una buena opción mudarte si tienes esa hambre de explorar otras culturas.

2. Es una oportunidad de crecer en la organización. Si te promocionan para subir de nivel dentro de la organización aunque implique mudarte, seguro valdrá la pena ya que además de asumir un reto, por consecuente se cumpliría el punto anterior. Por dónde le veas es una oportunidad magnífica.

3. No tienes chamba actualmente. ¿Ya te fastidiaste de no encontrar chamba en el lugar donde vives y te anda apretando el zapato con tus gastos? Brother , quizás esta es la señal que esperabas para buscarle fuera de tu ciudad. ¡Qué le piensas !, a veces para crecer en lo laboral, pero también en lo personal, es necesario salir de nuestro nido.

4. No perder tu antigüedad. Generar antigüedad hoy día puede ser una misión casi imposible puesto que varias organizaciones ofrecen contratos por honorarios. ¿Qué significa esto? ¡Ah !, pues verás… cumples la chamba para el cual te contrataron y bye , no hay ninguna relación “patrón-obrero” por el cual puedas reclamar prestaciones en este caso, antigüedad.

O bien, te ofrecen contratos de plazo corto, te descansan unos días y si bien te va, te contratan de tus “vacaciones forzadas”. Lo cual significa que la antigüedad generada se ve corta al finalizar cada contrato y reinicia cuando recibes uno nuevo.

 

Por qué no deberías mudarte

1. No hay más dinero de por medio. Un cambio debe implicar una mejora sustancial en tu pago porque los gastos pueden incrementarse si se paga una renta, así como la movilidad. Puede ser que para tu antiguo empleo no batallabas en desplazarte para llegar a él; caso contrario si te cambias de ciudad, podrías batallar en ese aspecto.

2. Tu integridad se ve comprometida. Puede ser que se cumplan todos los factores mencionados: aumento sustancial del salario, creces en la organización, irás a una cultura diferente; sin embargo, esa región es conflictiva por asuntos externos a la organización como la delincuencia, secuestros, balaceras frecuentes, etc.

 

Conclusión

Mira, bro , si un trabajo es para ti sea dentro o fuera de la ciudad, las puertas se te van a abrir sin forzar absolutamente nada. Ojo, esto no significa que no debes poner de tu parte como buscar empleo, mandar tu cv, hacer llamadas con tus contactos o conocidos para ver si no hay jale en donde ellos están.

Pero cuando algo es para ti y te hará bien, las cosas se facilitan… te lo digo por experiencia.

No todos los cambios son malos, yo he pasado por ahí, pero como dice Nana Goya: “pero esa es otra historia”.

 

Otras notas que también te pueden interesar:

Tequileros y Heineken resuelven amistosamente conflicto por uso de la palabra “tequila”

IKEA fortalece sus canales de venta, lanza aplicación móvil de compras

Street marketing: Universal Music Spain y Spotify generan holograma para promocionar álbum

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Omar Rangel / Mudarme por empleo

El bueno, el malo y el feo

Seguramente en la escuela te enseñaron que existen distintos tipos de liderazgo: autocrático, democrático, Laissez-Faire , entre otros. En Internet hay un sinfín de información

Leer más +
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.