Crear una marca no es cosa sencilla y mantenerla es aún más complicado, realmente tiene todo un trabajo atrás de planeación y desarrollo. En esta colaboración desarrollaremos 7 claves que nos servirán para desarrollar, mantener e impulsar nuestra marca.

Más columnas de Hussein Forzán:
Twitter + Facebook = Dudas
¿Por qué la gente compra en línea?
Estrategias para competir…
Cómo emprender un negocio PyME

La competencia es cualquier persona. Hago referencia a esto, porque después de que alguna persona prueba nuestro producto, cualquiera que sea este, estamos expuestos a la crítica y ahí empieza jugar la competencia. Siempre estaremos expuestos a la comparación y debemos estar preparados para siempre competir, no podemos estar esperanzados a que todos nuestros clientes regresaran.

Hay que prestar atención a los detalles. Cualquier detalles es importante, desde cómo se contesta el teléfono, nuestra página de internet, el manejo de las redes sociales, el interiorismo, el olor, la envoltura, los colores, todo es importante, nada es poco trascendente.

Se debe dar el ejemplo. Aquí podemos partir desde los dueños, quienes deben poner el ejemplo de perseverancia, liderazgo y éxito, siendo esto permeable para todos los ejecutivos o colaboradores de nuestro negocio, la marca es insustituible, es el ADN.

Hay que escuchar a los clientes. No sabe duda que el cliente siempre tiene la razón, aunque no la tenga, ese es el ejercicio que debemos hacer siempre. Debemos crear herramientas en donde siempre podamos escuchar a nuestros clientes, ellos nos darán oro molido con su retroalimentación.

Debemos recompensar, reconocer y celebrar. Todos como simples consumidores queremos que nos den estas tres cosas. Si compramos ¿Qué me darán?, ¿Cómo me recompensaran?, todo estamos en espera de eso. Merezco que me reconozcan, porque compro mucho, este es el pensamiento de nuestros clientes. Y con estos dos pasos hay que celebrarlos, ponerlos en un altar, eso quieren y seguirán comprando.

Todo hace la diferencia. Cuando decimos que todo, es todo, pero sobre todo las personas, el colaborador se vuelve un órgano vital de la marca, siempre hay que estar atentos, serviciales y dispuestos para poderle ofrecer a nuestros clientes la experiencia que se merece.
Si podemos seguir estos consejos en medida de lo posible, nuestra marca estará más cerca del éxito y le podremos augurar mayor vida.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL