• Ante la pandemia, Estados Unidos registró más de 36 millones de desempleados, según el Departamento del Trabajo.

  • El canciller Wang Yi explicó que las medidas tomadas por el gobierno norteamericano podría desencadenar una nueva Guerra Fría.

  • Hasta el 24 de mayo se registran alrededor de 5.3 millones de casos por coronavirus en el mundo, según Statista.

Las tensiones entre Estados Unidos y China siguen en aumento. Mientras que el país americano continúa con su campaña para señalar a la nación asiática como responsable de la emergencia sanitaria que se está viviendo en el mundo, ambos gobiernos han amenazado con poner respectivamente a marcas como Apple, Huawei, Qualcomm y Cisco en listas negras, lo que implicaría el imponerles restricciones e investigaciones. Ante este contexto, el canciller chino Wang Yi comentó este domingo que dichas acciones podrían desencadenar una nueva Guerra Fría entre ambos países.

Según comentó el funcionario chino, distinto funcionarios norteamericanos han secuestrado las relaciones entre los Estados Unidos y China, de tal modo que están orillando a ambas naciones a comenzar una nueva Guerra Fría, además de que también explicó que se ha liberado un “virus político” en la nación americana, el cual ha causado una serie de difamaciones y ataques contra el pueblo oriental.

No obstante, a pesar de la escalada de tensiones que se viven entre China y Estados Unidos que podrían desencadenar una nueva Guerra Fría como la que se vivió entre la nación americana y la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS) años después de que terminara la Segunda Guerra Mundial, el gobierno chino comentó que se mantenía abierto para encontrar el origen de COVID19, además de que también ha comentado que espera que dicha cooperación se realice de manera constructiva, profesional y justa, pero exenta de intereses políticos.

Esta nueva Guerra Fría de la que habla el canciller chino podría ser provocada por los constantes señalamientos que ha realizado Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, contra China, en donde se le señala como posible creador del COVID19, además de que también ha mencionado que tuvo injerencia en las acciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tomó durante las primeras etapas de contagio de la pandemia por el mundo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL