Si bien es cierto que en la actualidad existe una gran variedad de herramientas tecnológicas que nos han ayudado a que algunas de las actividades de nuestro día a día sean mucho más sencillas y se hagan de manera más fluida, también nos han dejado más expuestos a ataques cibernéticos, en los cuales nuestra información personal y bancaria se podría encontrar en peligro. Cada día salen nuevas maneras en la que los criminales cibernéticos actúa, como es el caso del carding. Sin embargo, ¿qué es y cómo se puede prevenir? Veamos algunos datos importantes.

El carding consiste en la utilización de un programa, a través del cual se obtiene el número de tarjeta del usuario, además de que, de manera aleatoria, se generan la fecha de expiración y el número de seguridad (que también es conocido como CVV), información a través de la cual se puede realizar pagos electrónicos.

De acuerdo con información de El Economista, por medio del carding los cibercriminales hacen cobros relativamente pequeños, que a simple visto no son reconocidos por los usuarios, como viajes o el pago de plataformas de streaming.

sin embargo, ¿cómo se puede evitar ser víctima del carding? Tanto el sitio Mi Bolsillo como la Comisión Nacional de Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomiendan que las personas no pierdan de vista en ningún momento sus tarjetas cuando vayan a realizar un pago en algún establecimiento. También es importante que ellos mismos realicen un pago, coloquen por sí mismo sus claves de seguridad y no dejen que otras personas las pongan.

Otra de las recomendaciones que se ofrecen para no ser víctima de este delito cibernético es que, cuando se hagan compras en internet o se realice alguna transacción, no se hagan en una red pública, sino que se realicen en una privada, para que la información bancaria y los datos personales no corran riesgo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL