Las campañas de comunicación funcionan para posicionar en una escala mayor –todo esto en la mente del consumidor– el valor de una marca. El consumidor está constantemente evaluando las características de un producto, su precio frente a la competencia, el lugar ideal para su compra y un sin fin de más actividades.

Las compras online han ampliado el conocimiento del consumidor sobre la oferta del mercado. Tiendas como Amazon, Walmart, MercadoLibre y Linio, por mencionar algunos, hoy son clave en el ejercicio de comparación de precios. Con unos cuantos clicks, en un par de segundos es posible conocer una lista completa de productos y marcas que pueden dar solución a una necesidad.

Hoy por hoy, las marcas que cuenta con un posicionamiento mayor en el mercado están relacionadas con tecnología. Marcas como Amazon, Apple, Google, Samsung y Facebook, por mencionar algunas, figuran entre las mejores marcas del mundo. De acuerdo con el último reporte de Brand Finance 500, las marcas que cuenta con el mayor valor en el mundo son: Amazon con 187.98 mdd; Apple, 153.6 mdd; Google, 142.7 mdd; Samsung, 91.2 mdd, entre otras.

Una de las campañas que ha logrado impulsar el posicionamiento de una marca es “Scary Clown Night” de Burger King. La premisa fue que el consumidor asistiera vestido de payaso para acceder a una promoción de una Whopper totalmente gratis. Según datos de la marca, se lograron 2,100 millones de impresiones a nivel mundial. y se calcula que más de 100 mil personas visitaron los puntos de venta de Burger King. 

Al igual que la campaña “Save our species” de Lacoste logró impulsar el liderazgo de la marca en su categoría. Se vendieron 1,775 playeras alucivas a las especies en peligro de extinción. Pero más allá de las ventas, la campaña logró que el tráfico de saveourspecies aumentara un 200 por ciento durante la ejecución de la campaña. Además, logró incrementar las suscripciones a los boletines de la organización. 

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL