Estados Unidos.- Mike Jeffries, CEO de la conocida marca de ropa, acepta que sus prendas están diseñadas únicamente para la gente cool y reconoce que son elitistas y no cualquiera puede utilizar sus productos.

Más notas sobre Below The Line:
Lluvia artificial para lanzar nueva marca de whisky
5 creativos anuncios outdoor alrededor del mundo

Estas declaraciones han provocado que mucha gente critique a Abercrombie & Fitch, no sólo porque crea estereotipos de belleza y comportamiento, sino porque se ha convertido en una marca de deseo para miles de personas que jamás la usarán por no ser “cool”.

Con el objetivo de romper esta idea de la marca y llevar el nombre y el logotipo hasta el mercado menos “cool” de todos, Greg Karber ha lanzado una iniciativa llamada “Fitch The Homeless” que pretende convertir a Abercrombie en la marca de ropa número uno de las personas que no tienen casa y viven en condiciones de pobreza en las calles.

Para iniciar, Karber fue a una tienda de ropa, compró varias prendas de la marca y las regaló entre las personas que no tienen casa en las ciudad de los Ángeles. La segunda parte del plan es invitar a toda la gente a sacar su ropa A&F y regalarla a las personas de la calle para que después compartan su buena acción a través de Facebook y Twitter.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL