Reino Unido.- Como parte del lanzamiento de Talisker Storm al mercado inglés, la marca de whisky y el Museo de Diseño de Londres crearon la primera máquina capaz de reproducir los efectos de una tormenta.

Más notas sobre Activaciones:
Tornamesa gigante promueve un estilo de vida saludable
Una cafetería para aprender Inglés

La agencia Vivid fue la encargada de diseñar y construir la instalación que simula, con la mayor cantidad de estímulos posibles, una tormenta de grandes proporciones. Las personas que deciden entrar a la “Máquina del clima” experimentan el agua, el aire y los truenos generados, en esta ocasión, sin ayuda de la madre naturaleza.

Toda la instalación BTL está constituida de diferentes mecanismos: contenedores de agua disfrazados de nubes artificiales, focos incandescentes para reproducir los relámpagos, ventiladores industriales para generar el viento y un sistema de audio que permite recrear el ambiente sonoro propio de una manifestación meteorológica de esta naturaleza.

La intención de esta activación fue comunicar la intensidad de este nuevo producto que aterriza en el Reino Unido y que de acuerdo con la marca es el más audaz de todo la industria, por ello querían comprobar que los consumidores londinenses fueran aptos para esta bebida.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL