En México, el cambio de sexo sigue siendo un tema tabú, sin embargo, ya hay hospitales que lo realizan. Ahora que el cantautor Felipe Gil ha declarado a sus 78 años que se cambiará de sexo; parece que el marketing BTL se ha quedado fuera en el impacto de estos servicios que el sector salud ofrece a medias.

Más notas relacionadas con BTL:

La caja BTL de China
Ideas BTL: Saca al producto de contexto y vende
3 Acciones BTL de las Funerarias García López

En México existe un mercado para el BTL que por prejuicio no ha sido explotado, pese a la demanda que hay, son pocos los hospitales que lo realizan; entre ellos el hospital Ángeles de Las Lomas ofrece este servicio a los clientes que buscan un cambio de sexo. Sin embargo, no hay un marketing que respalde este.

Otro caso de un hospital que atiende a este segmento del mercado es la Clínica Condesa, que incluso ofrece un servicio gratuito de tratamiento hormonal; por su parte, seguros Metlife también incluye este servicio en uno de sus paquetes. Como resultado de las escasas opciones, incluso de información sobre estos servicios, los clientes potenciales buscan en el Instituto de Cirugía Plástica Iván Mañero, que incluso tiene abierto un foro en red, el cual le genera un Marketing social desde la plataforma digital. Iván Mañero es de los pocos cirujanos que desde España, basa gran parte de su estrategia BTL en promover la desmitificación de la transexualidad desde su sitio web www.ivanmanero.com

Captura de pantalla 2014-09-05 a la(s) 15.41.46

Pero hasta el momento es poco lo realizado en términos de BTL para atender las necesidades de este segmento que conforma un target muy específico. Muchos recurren a hospitales en el extranjero. Recientemente, el cantautor, Felipe Gil, a sus 78 años, acaba de declarar que se someterá a una cirugía de cambio de sexo.

Foto central: Shutterstock.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL