China.- Un pequeño club de yoga en Shanghai logró más exposición de la esperada con una creativa y barata iniciativa de marketing directo. La idea fue repartir tarjetas de presentación de una manera que expresa claramente la identidad de la empresa.

Más campañas Below The Line:
Una alarma en tu refri te acusa con tus amigos si quieres romper la dieta
Zombies invaden NY para promocionar The Walking Dead

En 2010 Guangyin Yoga necesitaba una estrategia de marketing que le diera visibilidad entre sus competidores y atrajera como objetivo a 300 nuevos miembros.

Para hacerlo posible contrató a la agencia Shanghai Hot Idea para realizar una campaña modesta pero efectiva, y el equipo creativo decidió que una acción de guerrilla marketing podría conseguir el resultado esperado.

Se colocó una pequeña caja de madera en una plaza pública de la ciudad, y en su interior a un maestro de Yoga de la escuela, para demostrar los efectos sorprendentes que proporciona la práctica de la disciplina. El maestro sacaba su mano y ofrecía una tarjeta con los datos del club a todo transeúnte que se acercara.

Tras 15 días de campaña se impactó a más de 35 mil personas, el video de la acción se viralizó en la red y la estrategia recibió atención de medios masivos.
Más de 2,000 personas visitaron el club, y se consiguieron 622 nuevos miembros, rebasando el objetivo planteado. ¿cuánto se gasto en la ejecución? 74 dólares.

Por Nuri Cobos

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL