Es un hecho que cada estrategia de marketing se implementa con el fin de obtener resultados óptimos. Incluso uno de los pasos que se integra al proceso para establecer estrategias, es la evaluación, que se refiere a medir la efectividad de las acciones realizadas.

Con base en la evaluación, será posible comprender el rendimiento numérico de las estrategias con el fin de tomar decisiones en torno a la mejora de la campaña. Para esto, es preciso recurrir a diferentes técnicas de medición, a continuación te compartimos algunas de las más populares.

  1. Coste de adquisición del cliente (CAC)
    El CAC es un indicador que permite determinar el coste promedio de inversión para crear clientes. Esta métrica se puede evaluar por periodos determinados, ya que cada resultado es cambiante.

    Para obtener resultados es preciso tomar el total invertido y dividirlo entre el número de consumidores que por medio de la estrategia se convirtieron en clientes.
  2. Tiempo de recuperación de la inversión
    Una métrica ideal para quienes desean saber cuánto tiempo tardará en retornar su capital invertido en adquirir nuevos clientes.

    Lo ideal es que las acciones estratégicas logren la recuperación de la inversión en menos de un año.
  3. Porcentaje de clientes conseguidos
    Esta métrica permite conocer la tasa de aportación de la estrategia, con el objetivo de saber cuántos fueron los leads generados, así como el número de clientes nuevos gracias a la efectividad de la campaña.
  4. Porcentaje de consumidores impactados
    Esta medición considera el impacto que lograron las acciones en los consumidores, sin importar que se hayan vuelvo clientes o no.

    El porcentaje de consumidores impactados es una de las métricas más funcionales a nivel digital, por lo que puede aplicarse a campañas que tuvieron difusión mediante redes sociales y páginas web.

Te sugerimos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL