El branding emocional es una estrategia que involucra un diálogo personal con los consumidores que ataca directamente a los sentidos y las emociones.

Dicha implementación se concentra en uno de los aspectos más fuertes del consumidor, su deseo de adquisición y satisfacción de necesidades, pero esto se conjuga con el anhelo de experimentar emociones.

Todo esto en el área del retail, se traduce en que las grandes tiendas deben de generar espacios para las marcas y no sólo sitios para vender productos. La tarea de las tiendas es establecer vínculos emocionales que se detonan con los sentidos a través del diseño e incorporación de elementos en el ambiente que sean atractivos y activen las sensaciones de los consumidores.

Funciones

Todas estas características del marketing emocional no se puede desarrollar en las compras on line, el espacio físico es el experto que fomenta la conexión emocional con olores, colores, texturas, sabores y sonidos.

Ahora más que satisfacer una necesidad social del comprador, el concepto de comercio busca satisfacer una experiencia de compra. Ahora también en la industria del retail se hace espectáculo.

Las empresas inteligentes deberían saber explotar la creatividad, el humor y el juego para atraer clientes por medio de diversas experiencias innovadoras. Por ello se catalogan los espacios comerciales y se aplican estrategias diferentes en cada sección.

Entre los atractivos complementarios de la actualidad están los personajes de circo que sirven de promotores y también mejoran la experiencia del comprador.

Las puertas del retail nunca se deben de cerrar a la experiencia sensorial de todo consumidor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL