La sustentabilidad se centra en satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras. Es uno de los conceptos que mayor relevancia está cobrando en la actualidad, sobre todo en las industrias de consumo, debido a que cada vez se acentúan los problemas relacionados con el ambiente.

Uno de los materiales que ha incrementado la contaminación no solo de la atmósfera, sino de playas y océanos es el plástico, que de acuerdo con Greenpeace, en tan solo unas décadas el plástico ha pasado de estar presente en todo tipo de objetivos y materiales por sus características y bajo precio.

Sin embargo, los residuos de plástico han aumentado de forma dramática en los últimos años. Datos de Greenpeace señalan que cada año unos 8 millones de toneladas de plásticos acaban en el mar, así como las bolsas de plástico, que se estima su vida útil sea a penas de un cuarto de hora.

Al respecto se han desarrollado iniciativas que buscan romper con la economía lineal, es decir, aquella que se basa en “producir, consumir y tirar”. Mientras que se impulsa la economía circular, es decir, aquella que se basa en un proceso sostenible y que promueve la reutilización, el reprocesamiento y el reciclaje.

En México, en enero de 2020, en la Ciudad de México entrará en vigor la prohibición de plástico a partir de 2020. Este reglamento señala que se multará a establecimientos y centros comerciales que sigan entregando bolsas de plástico de un solo uso con sus productos, con la finalidad de generar menos basura y reducir el impacto del plástico en generaciones futuras.

Pero este tipo de iniciativas no son las únicas. El plástico también se está utilizando de manera distinta en la construcción. En México, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), recién inauguró la primera carretera de asfalta con plástico reciclado. 

Se construyó el tramo vial Irapuato-La Piedad en Cuerámaro, Guanajuato, que consta de dos kilómetros en los que se utilizó alrededor de una tonelada de plástico postconsumo, que equivale aproximadamente a 250 mil empaques flexibles de plástico.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL