El director de marketing para una organización es el eje vertical de las decisiones más trascendentales que afectan positivamente o negativamente el porvenir de la empresa.

Más columnas de Irina Valencia:
Gestione su marca en los medios de comunicación
Cuando el community manager se vuelve un inútil
La falla del líder
Claves para hacer consultoría en marketing

En tanto, el cargo requiere de una visión panorámica para observar los diferentes comportamientos del mercado desde todos los ámbitos, para lograr el éxito haciendo brillar los números y los recursos corporativos; pues no es en vano que el director de marketing sea tan vital, los ingresos, las ventas, el posicionamiento y la reputación de una organización están en sus manos.

Ahora sí deseas ocupar este cargo debes tener en cuenta 3 consejos que facilitarán tú mantenimiento en el tiempo al interior de la organización, pues en Latinoamérica es el cargo que más rotación suele tener:

1. Conoce el sector: una persona puede ser muy buena para marketing pero si desconoce completamente su sector, está “muerto”, el director de marketing es la cabeza estratégica de una organización, lo que lo obliga a saber en qué terreno se mueve y a conocer profundamente a su consumidor. Pero más allá de conocer el sector, no puede estar viciado con estrategias antiguas y creyendo que se las sabe todas sobre la competencia, siempre se debe buscar reducir al mínimo riesgo las estrategias de la competencia y fortalecer las alianzas con aquellos que no conviene tener de enemigos; sin creer que mientras más se desconozca del otro mejor.

2. No apliques estrategias exitosas pasadas: olvida aquellas estrategias publicitarias o promocionales que te funcionaron hace años, no intentes hacer exactamente lo mismo que la competencia; en marketing lo que es exitoso hoy no lo será mañana; innova, pero solo a partir del conocimiento que tengas del consumidor, es allí donde encontrarás la mejor riqueza. Pues pensar que el éxito de una estrategia vieja funcionará es un error, piensa como consumidor y deja de creer que solo le gustan los descuentos, eso es ignorancia profunda en marketing.

3. Templanza y liderazgo: aprende a trabajar en equipo, delega y entrega los créditos, recuerda que si tú que eres el líder se equivoca, el resto de la organización también lo hace y no habrá otro culpable que tú. Evita los reprocesos, si al interior de la organización alguien comienza a pedir informes sin trascendencia o a hacer reuniones sin ningún compromiso, ni valor, es porque hay demasiadas personas en la organización y alguien
sobra, aunque suene muy cruel y si esa persona eres tú, evalúa y repiénsate.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL