A pesar de los daños colaterales que ha comenzado ha causar en distintos mercados y con distintas divisas, la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China se mantiene y, al contrario de reducir sus intensidad, parece ir en escalada. Ya sea por los comentarios de Donald Trump sobre que es el único que podía hacerle frente a la nación oriental o porque el país asiático deprecia su moneda para ofrecer precios mucho más competitivos, siempre surge algo que tensa más las cosas, como la reciente imposición de aranceles que realizó el gobierno chino anunció contra Estados Unidos, de acuerdo con datos como Aristegui Noticias.

La imposición de aranceles por parte de China fue a modo de represalia y se suma a los 75 MMDD de gravámenes que ya había impuesto a productos de origen norteamericano y a artículos automotrices, según explica Vanguardia.

Es importante mencionar que los aranceles impuestos por China entrarán en vigor el próximo 1 de septiembre, mientras que una segunda fase de gravámenes se implementará el próximo 15 de diciembre del presente año, según comentó el Ministerio de Finanzas de China.

Los aranceles, que tendrán tarifas que irán del 5 al 10 por ciento, entrarán en vigor en las mismas fechas en las que comenzará la vigencia de los últimos gravámenes solicitados por Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.

Cabe destacar que el Ministerio de Finanzas de China las imposiciones arancelarias impuestas por Estados Unidos ha incrementado las fricciones entre ambos países y que han generado daños colaterales entre dichas naciones, pero también con otros países, al mismo tiempo que han perjudicado al sistema económico mundial y al libre comercio.

Cabe destacar que autoridades de los Estados Unidos mencionaron que se esperaba que durante la siguiente semana hubiera, en primera instancia, una charla telefónica entre representantes de ambas naciones, para después continuar con las negociaciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL