Es fácil determinar que con las redes sociales ya no es necesario el uso del e-mail, sin embargo, esta es una herramienta que está presente en parte del social media y en la que se unen más formatos digitales para atraer a los consumidores de manera directa. Al respecto, la firma Silverpop publicó un documento en el que establecen cinco tips para desarrollar una estrategia adecuada de e-mail marketing.

Más sobre e-mail marketing:
2011: Email más Redes Sociales
E-mail marketing con contenido basura

1. Emplear social media y mobile para atraer usuarios a los programas de e-mail marketing.
Se trata de conseguir seguidores, amigos o personas con influencia en otras para hacer que completen formularios con datos como su dirección de correo electrónico, nombre, contenido y formato deseados. Esto tiene que realizarse una vez que la audiencia está más familiarizada con la marca ví­a redes sociales o plataformas para dispositivos móviles. El mensaje para la gente tendrá que ser lo menos corporativo posible porque tiene que establecerse un diálogo.

2. Mejorar el centro de preferencia para proporcionar lo que requieren los consumidores.
Identificar los medios que se utilizan en diversas acciones de mercadotecnia. Por ejemplo, Facebook para difundir la aplicación de una promoción o un SMS para informar sobre el estatus de los vuelos de una aerolí­nea. También deben considerarse detalles como el formato y frecuencia con la que los usuarios recibirán los mensajes.

3. Minimizar la inactividad y rotación en la etapa inicial de una iniciativa de e-mail marketing.
Proporcionar un mensaje de bienvenida efectivo para hacer que el usuario se interese por mantener los mails de la marca en la bandeja de entrada y no en la sección de spam. También, utilizarlo como una ví­a para confirmar detalles de la suscripción. Después de una serie de correos electrónicos sobre el remitente, se pueden dar más detalles o información del producto o servicio que se ofrece.
Es necesario implementar un programa para monitorear la actividad del suscriptor (por ejemplo, conocer la cantidad de personas que ya no están suscritas).

4. Incorporar contenido dinámico y personalizado.
Con el uso de APIs, un e-mail puede romper con la monotoní­a. La información adecuada para cada usuario significa valorarlo, con esto se genera engagement.

5. Aprovechar los sistemas de automatización para hacer más con menos.
Si el presupuesto de mercadotecnia no es limitado hay que aprovechar las herramientas tecnológicas que permiten desarrollar mensajes relevantes en tiempo y forma.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL