El personal shopper es aquella persona que ayuda a los clientes a elegir y comprar artículos de diversos tipos en un retailer. En México, Studio F o Palacio de Hierro son algunas tiendas departamentales que cuentan con este tipo de servicio. Básicamente, este elemento ayuda a mejorar la experiencia de compra de los clientes.

Porque una de las bondades de brindar este tipo de servicio está en la atención personalizada que se ofrece. Muchas veces un cliente ingresa a una tienda con muchas preguntas sobre los artículos que desea adquirir. Sin embargo, por diversas cuestiones éste no las expresa a los vendedores de piso y, por tanto, al no ver lo que esta buscando decide abandonar la tienda para “encontrar” lo que desea.

De acuerdo con un informe de Deloitte, uno de los retos actuales de los retailers está en ofrecer un servicio personalizado debido a que hoy los consumidores tienen la necesidad de comunicarse directamente con sus marcas y tiendas preferidas. Es decir, una atención generalizada sin tener en cuenta los deseos individuales son cosas del pasado. Se podría afirmar que tras la llegada y crecimiento de usuarios en redes sociales, los consumidores a nivel mundial demandan una atención uno a uno, para que así la solución a sus “problemas” sean directos.

Sin embargo, más allá de la personalización, ¿por qué es importante que el personal shopper sepa vender? A continuación, te explicamos:

Despertar el deseo de compra

En primer lugar, el personal shopper debe ser capaz de vender debido a que una de sus funciones es ayudar a los clientes a elegir las prendas que mejor le favorecen.

Reconocer necesidades

Por otro lado, si el personal shopper sabe escuchar, y sobre todo construye una relación con el cliente podrá reconocer lo que el cliente está buscando en la tienda.

Detectar objeciones

Finalmente, gracias a una capacitación en ventas, el personal shopper podrá generar estados emocionales potenciadores que le permitirán llevar a cabo una labor de venta efectiva.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL