El uso de plástico ha resultado un práctica de alto impacto a nivel global, pues la mayoría de productos creados a base de este material suelen ser de un solo uso, representando un problema ambiental de gravedad y de difícil solución.

Basta saber que, según datos de la Secretaría de Medio Ambiente de la ciudad (Sedema), se generan 12.816 toneladas de residuos sólidos al día, representando un promedio por persona de 1,4 kilogramos. Al respecto, Miguel Ricas, coordinador de la campaña de océanos de Greenpeace México, señala que 123 toneladas del gran total, son plástico.

Ante esta creciente preocupación, las entidades de negocio Dow, VISE, Surfax, Lasfalto y Omnigreen, diseñaron un tipo de asfalta que puede crear teniendo como principal recurso el plástico reciclado.

Después de crear esta innovadora solución, la primera carretera de este tipo en inaugurarse, fue la Irapuato-La Piedad, en Guanajuato. En ella se utilizaron cerca de una tonelada de plástico post consumo, lo cual es equivalente a 250 mil envases de plástico flexibles.

Para lograr la creación de un material funcional, los especialistas mezclaron el asfalto convencional con el plástico, obteniendo como resultado una tecnología que además de alargar la vida útil de las botellas, alarga también el tiempo de vida de las carreteras hasta en un 50 por ciento.

Al respecto, algunas marcas como Tramusa Carrier, dedicadas al transporte de carga, celebran que esta carretera a base de plástico permite mayor efectividad, evitando que se agrieten rápidamente.

¿Por qué crear innovaciones a base de plástico se ha vuelto una tendencia?

Bien es sabido que muchas marcas ya se han inclinado por crear productos a base de plástico reciclado. E incluso algunas otras han convocado a sus consumidores para dejar los espacios públicos libres de este contaminante.

Lo cierto es que existe toda una estrategia detrás. Pues además de que las marcas quieren poner su granito de arena, buscan captar la atención de las nuevas generaciones. Ya que tal como lo refiere el 2019 Porter Novelli/Cone Gen Z Purpose Study, el 90 por ciento de consumidores que tienen entre 14 y 22 años, creen que las compañías deben actuar ante las situaciones sociales que afectan el medio ambiente, asumiendo su responsabilidad y participando en cualquier activación de ese tipo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL