“Yo no vine a hacer amigos, vine a trabajar”

2593

Expresión usada generalmente por personas con carácter difícil que navegan con esta bandera para fundamentar su apatía ante sus compañeros.

¡Por supuesto, tienes la razón! El objetivo principal de ir a trabajar es cumplir con las responsabilidades asignadas a tu puesto. Aunque no confundas compañerismo con amistad. La primera es necesaria para relacionarse con las mínimas reglas de convivencia para lograr los objetivos por los cuales trabajan, mientras que la segunda es un vínculo que se crea de forma natural a partir de nexos, experiencias y química, y traspasa las fronteras del compañerismo.

Hay gente que actúa con displicencia, “justificándose” en su forma de ser, para lastimar de forma arbitraria a las personas y salirse con la suya. Para muestra un botón, ¿conoces a alguien que diga:

… “ASÍ SOY YO, NO TENGO FILTROS, LAS COSAS COMO SON”?

Es un ejemplo de alguien que “justifica” sus palabras hirientes, por lo regular cuando nadie se las pidió. La comunicación nos ayuda para acercarnos a las personas y generar vínculos, así sean únicamente en el plano laboral. El trabajo genera conexiones con otras personas aunque no las consideres tus amistades. Por lo tanto, cuida cómo te expresas o puedes tener consecuencias desfavorables.

Si la chamba es como un segundo hogar por el tiempo que se pasa en él, ¿por qué no hacerlo de la forma más amena posible? El “así soy yo” es un aspecto de la personalidad que puede trabajarse para evitar alejar o lastimar a otras personas, y/o evitar el propio daño. Recuerda: los demás no tienen por qué adaptarse o aguantar tu forma arrabalera de ser.

ENTONCES… ¿QUÉ TAN SANO ES TENER AMISTADES EN MI TRABAJO?

Somos seres sociales, tenemos el instinto gregario: es esencial relacionarse en el trabajo. Es importante destacar que las amistades se generan por aspectos profundos e íntimos que te conectan con las personas: VALORES, EDUCACIÓN, IDEOLOGÍAS, CREENCIAS O GUSTOS; pero jamás exclusivamente por los beneficios personales que quieras sacar con alevosía y ventaja.

Cada amistad tiene un beneficio particular porque así es la dinámica de las relaciones, se generan vínculos fuertes que procuran el bienestar de las partes involucradas.

RAZONES POR LAS CUALES TE CONVIENE TENER AMIGOS EN DONDE TRABAJES:

1. Favores delicados: tener amigos aumenta la posibilidad y puede acelerar el proceso para obtener algo que necesites, por ejemplo:

a) Contactos.

b) Cubrirte ante una eventualidad que se te presente.

c) Recibir su apoyo cuando tienes una tarea compleja por resolver.

d) Respaldo cuando tienes conflictos.

e) Conseguirte un mejor trabajo. Si es que ellos ya emigraron, te pueden jalar.

2. Hacen tu día ameno: Las amistades son esos amortiguadores que aminoran la pesadez de las imperfecciones del día. Son quienes pueden ayudarte a desahogarte de los líos cotidianos de la oficina o del lugar donde labores. ¿Te imaginas cómo sería tomarte esos tragos amargos tú solo?

UNA MANO LAVA LA OTRA; Y LAS DOS, LAVAN LA CARA

No en todas las ocasiones tus amistades te podrán apoyar y debes entenderlo. Tu vínculo con ellas trasciende un favor. No busques a las personas únicamente para pedir favores, te cerrarás puertas al mostrarte egoísta hacia los demás.

Dice un sabio proverbio: El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano. Si dices ser amigo, ¡actúa como tal!

UNA ORQUESTA PERFECTA

El Desarrollo Organizacional es la batuta que ayuda a dirigir toda una organización ya que una parte de esta área del conocimiento se enfoca en las CONDUCTAS.

No se trata de forzar las amistades. Sin embargo, el compañerismo es medular; el D.O. trabaja en el comportamiento de las personas con el fin de mejorar el ambiente laboral y unificar equipos de trabajo. Como consecuencia, disminuyen las rencillas y aumenta la productividad. Pulir estos aspectos abre la posibilidad de generar amistades.

Quién mejor para dirigir una orquesta que un Director con su batuta… Déjale la orquesta a aquel que sabrá acomodar cada pieza en su lugar para hacerla sonar mejor

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL