Todo estaba listo, ya se habían contratado a más de 300 personas, autoridades locales habían sido invitadas al magno evento, los catálogos con los productos que venderían esperaban a ser hojeados por los visitantes, sin embargo, de último momento las autoridades de Marruecos prohibieron la apertura de una tienda Ikea en Casablanca.

Notas Relacionadas:
Ikea ya tiene rival, llega Greycork una opción más barata
Ataque en sucursal del retailer Ikea deja dos muertos
IKEA se burla del Apple Pencil en su publicidad en redes sociales

Las razones emitidas por el gobierno marroquí es que el retailer no contaba con el “certificado de conformidad”, (documento que permite la libre circulación de bienes en el interior de la Unión Europea, en especial aquellos que están sujetos a registro), por lo que no pudo autorizar la apertura de este punto de venta.

Sin embargo, fuentes extraoficiales señalan que la verdadera razón de la cancelación de dicha tienda de 27 mil metro cuadrados y por la que Ikea había invertido 40 millones de euros se debe a que recientemente el gobierno sueco había reconocido a la República Árabe Saharaui, como un gobierno oficial, por lo que Marruecos decidió tomar acciones contra las empresas de este país en su territorio.

Desde hace más de 30 años, el gobierno marroquí está en disputa por el territorio del Sáhara Occidental con el Frente Polisario (movimiento rebelde de liberación nacional) y por ello el gobierno de Marruecos ha emprendido acciones en contra de todos aquellos que reconocen a la República Árabe Sahauri y lo hace en corazones directamente contra aquellos retailers extranjeros, quienes son los más afectados.

Ikea Marruecos es una franquicia de la marca sueca, sin embargo la inversión en el país africano estuvo a cargo de la compañía kuwatí Al Homaizi, que ya tiene plantas similares en Jordania y Kuwait.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL