A lo largo del año, en México existen distintos eventos promocionales, pero ninguno tiene las proporciones que El Buen Fin, actividad que, para su edición de 2019, espera alcanzar los 118 MMDD, de acuerdo con estimaciones dadas a conocer por el Gobierno Federal en las mañaneras de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Desde la mañana de este viernes 15 de noviembre, fecha en la que da inicio esta actividad, se han dado a conocer distintos videos en donde las personas se abarrotan a fuera de los puntos de venta, con la finalidad, en cuanto abran sus puertas, aprovechar al máximo los descuentos, promociones y ofertas que tienen tanto marcas como retailers. Parte de este furor ha alcanzado a trabajadores del ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado), quienes están exigiendo el pago de su aguinaldo, precisamente para aprovecharlo en la temporada de promociones, de acuerdo con datos de El Universal.

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, el gobierno da un periodo que comprende del 15 de noviembre al 20 de diciembre para realizar el pago del aguinaldo, pero en años anterior regularmente a la gran mayoría de los trabajadores del Estado se les pagaba esta prestación desde el primer día establecido por la ley; son embargo, según declaraciones de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicios del Estado (FSTSE) el ISSSTE no lo hizo.

Si se está dentro del plazo del pago establecido por la ley, ¿entonces de dónde viene la molestia de los trabajadores? Parte del problema comenzó con un comunicado de la institución de salud, en el cual se avisaba que se pagaría la mitad de la prestación hasta el 9 de diciembre. El titular de la dirigencia de la organización sindical, Joel Ayala, explicó para El Universal la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dio la orden al ISSSTE de pagar el 50 por ciento del aguinaldo de los trabajadores de la organización de salud, cuyo pago debía ser cubierto entre el viernes 15 y el sábado 16, para que pudieran realizar compras en la fecha promocional.

El problema llegó a su fin cuando las instituciones federales fueron presionadas directamente por los sindicatos tanto de los trabajadores del ISSSTE como de la Federación, con lo que decidieron tomar cartas en el asunto y pedirle la organización médica que cumpliera con la petición hecha por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Según datos de Statista, para el periodo que comprende del 2016 al 2018, los ingresos generado por las ventas realizadas durante El Buen Fin pasaron de los 89.6 MMDD a los 101.5 MMDD.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL