El sueño de ser millonario es frecuente en las personas a nivel mundial, que tienen la idea de viajar por todo el mundo, muchas propiedades y estar presentes en todos los eventos. Pero para un empleado del fast food retailer McDonald’s esto se volvió una realidad.

El británico de 19 años, Robert Mfune logró estos sueños mientras trabajaba en la cadena de comida rápida a la que entró cuando tenía 16 años, entre sus tareas era hacer mandado y servir el té para inversionistas financieros, pero fue gracias a eso que se interesó por el “trading online”, es decir inversiones financieras.

Combinar estudios, trabajo y el análisis financiero fue duro para el sin embargo con sus primeras ganancias pudo comprarse un automóvil Bentley, cuyo valor es de alrededor de 170 mil dólares, y a cuya carrocería la revistió de oro.

El joven señaló en entrevista para el The Daily Mail que “ir a la universidad, trabajar en McDonald’s, además de tener una empresa de comercio desde casa, fue el momento más difícil de mi vida por lo que es inevitable sufrir daños durante algunos años”.

A pesar de tener una fortuna considerable, Mfune no se olvida de su familia y amigos, pues a su mamá le ha regalado una casa y un auto de lujo, así lo detalla en su cuenta de Instagram en la que se puede ver la vida relajada que lleva el británico.

Actualmente McDonald’s podría recibir una multa de hasta el 10% de sus ingresos globales, lo que ascendería, aproximadamente, a los nueve millones de dólares, debido a una denuncia ante la Comisión Europea en la que se acusa a la multinacional de obligar a sus franquiciados a arrendar los bienes directamente de la compañía, lo cual ninguna otra cadena del mismo tipo requiere en Europa.

Wave

Una foto publicada por Robert M (@rob.mfune) el

“Can’t nobody hold me down, especially not right now”

Una foto publicada por Robert M (@rob.mfune) el

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL