La desaceleración de consumo está afectando a diferentes marcas, las cuales ya están en búsqueda de nuevas estrategias para mejorar sus números durante la temporada navideña. Al respecto, comercios como Suburbia, Famsa y Liverpool, han decidido otorgar crédito a sus clientes con el fin de financiar las compras que no están seguros de hacer.

De acuerdo con datos de El Financiero, estos centros de venta ya reciben en promedio, un 47 por ciento de sus ingresos con tarjetas de crédito, emitidas por las propias marcas. Famsa por ejemplo, a septiembre de este año, ha recibido ventas con más del 78 por ciento de créditos, siendo el extremo más elevado.

Liverpool, por su parte, recibe ingresos de los cuales el 46 por ciento proviene de tarjetas de crédito; mientras Suburbia registra el 15.5 por ciento de estas formas de pago. Así mismo, otras cadenas como Sanborns, registran solo el 8.2 por ciento de créditos.

Al respecto, Valentín Mendoza, analista de Banorte, señala que las cifras hablan de las marcas han aplicado una estrategia comercial adecuada, que hace frente a la desaceleración económica, que afecta sobre todo a ese tipo de catálogos.

¿Qué beneficios otorga el dar crédito a clientes?

Gracias a que estar marcas se han atrevido a otorgar crédito a los consumidores que no tienen la posibilidad de pagar productos de contado, sus ventas han crecido considerablemente. En respuesta a esta práctica, Liverpool reportó haber alcanzado los 4.83 millones de tarjetahabientes; seguido por Sanborns, que reune a 4.33 millones de tarjetas.

Mientras tanto, Famsa repartió 3.7 millones de créditos y Suburbia sumó solo a 570 millones de tarjetahabientes; esto en el marco de los primeros nueve meses del años.

Por ahora puede decirse que las ventas que dependen casi en un 100 por ciento de esta modalidad de pago, son las de Famsa; no obstante, otorgar crédito a clientes de forma desmedida, también puede representar una pérdida de no haber una buena gestión administrativa. Al respecto, las marcas señalan que para “mitigar el riesgo”, se han creado estrategias de cobranza amigable, así como métricas de aprobación de plásticos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL