A pesar de las plataformas de streaming y su éxito inminente por contenidos originales y catalogo extendido, los cines tradicionales siguen siendo una opción inamovible por lo menos para los mexicanos. No obstante, las generaciones han cambiado y con ellas, las tendencias y hábitos de consumo también han dado un giro de 360º.

En este contexto, las diferentes marcas han buscado renovarse con el fin de alinearse con las innovaciones y las preferencias del consumidor. Cinemex, por ejemplo; se ha encargado de mejorar la experiencia de sus invitados a través de las palomitas de sabores diversos, esto en conjunto con otras entidades de negocio como Sabritas, Barcel y m&m’s.

La práctica de Cinemex se basa en limitar la venta de palomitas de sabores solo durante algunas semanas, pues está comprobado que las personas, en la mayoría de las ocasiones, realiza una compra por miedo a perderse del producto.

Por otro lado, Cinépolis se aventuró a desarrollar y llevar a cabo toda una estrategia de rebranding, que fue desde el cambio de su logotipo, hasta algunos cambios en su forma de ofrecer los servicios. Así mismo, y tal como lo menciona Ramón Ramírez, director de relaciones públicas de la firma; Cinépolis está en un proceso de expansión que contempla la apertura de tres a cuatro espacios nuevos a la semana.

Los cines tradicionales se mezclan con la tecnología avanzada

Se prevé que estas nuevos cines se deshagan por fin de los carteles de papel para integrarse bajo nuevas propuestas de digitalización.

Del mismo modo, las filas eternas serán cosa del pasado, pues la marca tiene planeado establecer kioskos para la venta de boletos, además de la automatización del servicio para dulcería y salas mixtas.

Pero, ¿cómo es esto posible? Según los voceros de Cinépolis, a partir de ahora el consumidor podrá ordenar sus palomitas desde la pantalla de un kiosko, la cual emitirá un código QR que se enviará de forma automática a su celular. Siendo así, lo siguiente será escanear el código y esperar una notificación de que la orden está lista y se puede recoger en una de las ventanillas.

De acuerdo con datos de El Financiero, hasta hace unos años, Cinépolis aperturaba solo un cine nuevo al mes; por lo que las mejoras y la capacidad de adaptación se están convirtiendo en una de las bondades más prominentes de la marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL