El conocimiento cada vez más detallado y certero sobre el comportamiento de consumo de las personas ha llevado a decenas de empresas a aplicar estrategias de neuromarketing, que además les apoyen en el desarrollo de campañas de alto impacto.

Con ayuda del neuromarketing, una marca puede realizar mediciones biométricas de la actividad cerebral del cliente, lo cual le habrá de permitir un mejor entendimiento de cómo es que un consumidor responde a ciertos estímulos, qué lo lleva a comprar ciertos productos y elegir determinadas marcas, e incluso a definir insights que le ayudará a anticiparse a sus hábitos de compra y crear bienes o servicios que en breve necesitará.

Según datos de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cerca del 90 por ciento del comportamiento de consumo es inconsciente, es decir, que no se conoce con total precisión porqué se adquiere cierto producto o servicio.

Te recomendamos: Neurociencia del consumidor y Neuromarketing, ¿sinónimos o conceptos distintos?

Ante un escenario como este, la aplicación de tecnologías que permitan un conocimiento pleno del shopper, tanto en lo racional como en lo emocional, resulta más que pertinente.

¿Por qué usar neuromarketing en la investigación de mercados?

Para saber más sobre el target, la investigación de mercados es una opción pertinente, pues a través de ella se recauda información útil sobre el público que ayudará en la toma de decisiones sobre desarrollo de bienes y servicios, campañas, acciones de comunicación, entre otras.

Por tanto, ¿por qué el neuromarketing también debe tener cabida en este tipo de investigación? De acuerdo con el artículo “Neuronas artificiales y neuromarketing, lo nuevo en la investigación de mercados”, publicado por la UNAM, existen 5 beneficios que se obtienen al aplicarlo.

  • Las marcas recaudan insights directamente del cerebro del consumidor, así como de otras partes de su cuerpo.
  • Fortalece la estrategia de marketing y la hace más integral al conocer más rasgos del cliente.
  • Se da un conocimiento mucho más detallado y certero de sus decisiones de compra.
  • Con la intervención de un equipo apoyado en neurofisiólogos, los miembros de mercadotecnia podrán tomar mejores decisiones al momento de crear campañas.
  • Además de ayudar a conocer más al consumidor, el uso de neuromarketing lleva a la empresa a un nivel mayor, catalogándola como una compañía innovadora y referente en la investigación de mercados mucho más especializada.

Puedes consultar:

Neuromarketing y Packaging: ¿Cómo reacciona el consumidor ante un empaque?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL