Muchas veces cuando emprendemos un negocio, buscamos respaldo en expertos que de una u otra forma conozca el camino que queremos emprender y buscar el menor desperdicio posible.

Y estamos en lo correcto al buscar una o mas personas que nos puedan enriquecer con ideas y experiencias nuestro modelo de negocio.

Sin embargo cuando miramos en perspectiva, en repetidas ocasiones nos damos cuenta que nos hace falta un mentor de vida que nos ayude a reflejar lo que somos, lo que hemos sido y lo que seremos.

¿A que me refiero? A aquella figura masculina que tuvimos cuando eras niño, que creció de una u otra forma contigo y que ahora en tu etapa adulta descubres cuanto te ha formado y lo que te sigue aportando en los negocios y tu carrera profesional .

En mi opinión, dicho mentor se vuelve una base solida de lo que debes y quieres hacer. ¿Pero como lo descubres?

Aquí te enlisto algunas de las frases mas comunes y en mi opinión mas profundas que si le damos una perspectiva de negocio, puede que tengan mas significados y oportunidades que la mejor estrategia que hayas conocido:

Se un roble, aun en la peor adversidad; es decir, no todos los modelos salen a la primera, no pierdas la calma y sigue con la idea.

Al que madruga Dios lo ayuda; siempre podrás tomar un café y meditar antes de junta crucial.
No pierdas la Fé y mantén la calma; aunque pareciera el escenario adverso, no te muevas, el éxito no llega inmediatamente.

Yo a tu edad ya trabajaba, estudiaba y mantenía una familia; recuerda que eres más de lo que crees que eres, el ya lo ve, ¿por que tu no?

¿Crees que eres de hule o que?; sé prudente, se tenaz y sobre todo responsable.

Si quieres hacer algo, hazlo porque quieres hacerlo, no porque otro te diga que lo hagas; es decir ese sueño que llevas en el corazón es posible, el ya lo vivió.

De todos modos, hiciste tu mejor esfuerzo, y eso es lo que importa; no te rindas, nunca dejes de creer en ti.

Puedes casarte con alguien rico tan fácilmente como puedes casarte con un pobre; no te guíes por las apariencias, y sueña que logras lo que quieres.

No se lo digas a nadie hasta que te lo hayas dicho a ti mismo; si no crees en ti nadie lo hará.
¿Estás oyendo que te estoy hablando?; acepta las criticas de los demás y seguro crecerás.
Un poco de lodo no daña a nadie, sólo límpialo; todos caemos, lo importante es aceptarlo y crecer!

Siempre di por favor y gracias. De esa manera, obtienes más; sin palabras.

Cuando yo tenía tu edad, trataba a mi padre con respeto; el mayor valor que no debemos perder.
¿No tienes nada qué hacer? Te voy a dar algo para hacer; no desistas a la primera y busca alternativas.

Te crees muy listo, ¿verdad?; la arrogancia nos vuelve ciegos y torpes.

Ya creceras y entenderas; ellos lo vivieron y quieren decirnos sus experiencias, escuchalo.
Posiblemente existan otras más fuertes o mas divertidas, sin embargo, esta selección tiene un trasfondo mucho mas complejo del que hubiéramos pensado.

Un padre no es el que da la vida, eso sería demasiado fácil, un padre es el que da el amor y te guía siempre hacia un mundo menos complejo, mas sólido y sobre todo alejado en lo posible de los peligros. Y de la misma forma es como un mentor te da los mejores consejos para seguir creciendo, para hacer que tu empresa tenga un lugar en la historia de los negocios.

Para aquellos afortunados que tienen esta figura de mentor cerca de ustedes, los felicito, por que aunque este personaje pareciera tener un lenguaje diferente al tuyo, estoy seguro que tiene experiencias formidables que te harán reflexionar en todo momento y te ayudarán a ver como mejorar el crecimiento de tu negocio. En mi caso, mi mentor es mi asesor financiero, mi consejero y sobre todo mi amigo, lo cual me dice que soy mas que afortunado que muchos.

Recuerda en todo momento: El sueño del héroe, es ser grande en todas partes y pequeño al lado de su padre.

¿Y tú cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL