Holanda.- La firma de artículos deportivos Perry Sport lanzó una estrategia en web para promover el uso de protecciones al practicar cualquier deporte, el protagonista de la campaña es Tommy Carroll un chico invidente aficionado del skateboarding.

Más notas sobre Internet:
Adidas rinde tributo a Lionel Messi
Video protesta en contra del uso de la mujer como objeto publicitario

De acuerdo con la firma, cada año se producen cerca de 3 millones 700 mil lesiones deportivas, de las cuales un millón 500 mil necesitan tratamiento médico. Para reducir el número de accidentes y por lo tanto de lesiones, Perry y la organización VeiligheidNL lanzaron la campaña “Be Brave, Be Save” que muestra las ventajas de usar la protección adecuada cuando se práctica deporte, así como materiales reflejantes si el ejercicio se realiza de noche.

Para demostrar la eficacia de los artículos de protección, la firma y la agencia The Oddshop prepararon un video que muestra el caso de Tommy Carroll, un chico que nació con un blastoma bilateral de retina o cáncer en los ojos lo que provocó que perdiera la vista desde los dos años de edad. No obstante su enfermedad, Tommy continuó una vida lo más normal posible, tanto que a los 10 años inició a practicar skateboarding.

El video muestra cómo es que Tommy, a pesar de no poder ver, está seguro patinando gracias a la protección que usa (casco, rodilleras, coderas, etcétera), situación que lo ha mantenido fuera de cualquier accidente.

La producción está bien lograda y no hace uso de la “lástima” para comunicar su mensaje, más bien dignifica el esfuerzo de Carroll y muestra la eficacia de los productos. No obstante siempre será delicado utilizar la imagen de personas con discapacidad para promover marcas, más aún cuando el objetivo de la campaña no es precisamente ayudar a estas personas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL