Son tribus urbanas cada vez más individualizadas en su consumo, tienen puntos de venta que son como santuarios para ellos, son unos verdaderos shoppers, conocen cada rincón de la Friki Plaza, los sitios en Internet en donde se encuentran las tiendas virtuales para “raros”. Porque ser raro cada vez es más común.

Más notas relacionadas con Shopper marketing:
Shopper marketing: Amancio Ortega, creador de Zara
El“PRE-PRI” del Shopper marketing
Hacemos experiencias, ¿en serio?

Ya se acabaron los tiempos de los consumos masivos, ahora hay que aprovechar esta oportunidad única para el Below the Line, pues los productos para “raros”, abarcan rangos de edad muy amplios, gustos muy diversos. Los targets se desdibujan en consumos personalizados, pero contagiosos.

Modas retro que recuerdan la infancia, hacen del consumo freak un tipo de Shopper marketing que no se ha explotado. Estudiar el consumo de los adultos contemporáneos que adquieren juguetes coleccionables de La Guerra de las Galaxias, videojuegos con narrativas adultas en plataformas infantiles, ropa de súper héroes, cuadernos y cómics. Incluso comida freak; poco convencional. No se trata de un mercado simplemente ecléctico, sino de un mercado complejo de definir.

Lugares como la Friki Plaza, o puntos de venta en Internet como tiendatribek.com, la página en Facebook de la Friki Plaza, es.foursquare.com, son algunos lugares en los que este segmento cada vez menos segmentado tiene acceso al catálogo y compra venta de productos “raros”.

El comportamiento del consumidor es algo inocente y sórdido a la vez. Es momento de adecuar el servicio BTL a unos clientes ansiosos, fanáticos, dispuestos, impulsivos y joviales.

Foto: es.foursquare.com

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL