Para que las empresas puedan invertir en un país se les tiene que generar y preservar garantías fiscales y normativas, pero también debe de ofrecerse elementos por parte de la sociedad para que esto se lleve a cabo. Uno de los componentes a los que se les tienen que prestar atención es a la seguridad. Si esta es inexistente o deficiente, difícilmente las compañías pondrán en riesgo su capital. Un ejemplo de esto es lo que pasó recientemente con Grin, servicio se movilidad a través de la renta de scooters en aplicaciones, que tuvo que suspender sus operaciones en la Ciudad de México, debido al robo de las unidades.

El anuncio fue dado a conocer hace unos días, donde se explicaba que la empresa estaba trabajando junto con el gobierno capitalino para garantizar la seguridad de las unidades de Grin, pero que, entre tanto, se tomaría la decisión de suspender su servio en la Ciudad de México.

A pocos días del anuncio que realizó Grin se ha dado a conocer que los scooters, o patines del diablo (como también se les conoce), han comenzado a ser vendidos en Facebook por precios que rondan los 3,500 pesos por unidad, de acuerdo con información de Forbes México.

Cabe destacar que, con la finalidad de “despistar” a las autoridades, las unidades vendidas en Facebook son pintadas de colores diversos. En algunos casos, se menciona que estas unidades son comercializadas “junto con su cargador original”, según comenta el medio informativo.

Grin dio a conocer que sacó de las calles de la Ciudad de México 500 scooters. No obstante, ese mismo día fueron robadas 130 unidades, cuyo valor de cada una fue de 10,000 pesos, por lo que se calcula que el hurto representó una pérdida de 1.3 MDP para la compañía de movilidad a través de este tipo de transporte. Habrá que esperar qué medidas toma la organización junto con el gobierno local para garantizar su correcta operación.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL