En ocasiones queremos cambiar de celular, pero el que tenemos aún funciona, así que necesitamos un pretexto para tirar el viejo y comprar el nuevo; bueno LG parece haber pensado en esto e instaló un mupi con un sujeto aparentemente muy peligroso que destruye los celulares de la gente.

Más notas relacionadas:
El mupi que tentó a los transeúntes a romper un vidrio en plena calle
Un mupi pone a prueba tu visión porque tiene dos mensajes en uno
Mupi de Coca-Cola que atrapa las miradas (literalmente)

La marca colocó una instalación en medio de la calle con una ranura que invita a los peatones a poner su celular, inocentemente algunas personas accedían y ponían su teléfono en el espacio sin saber lo que ocurrirá después. Un sujeto con una sierra eléctrica o una cortadora tomaba el dispositivo y los destruía frente a los ojos atónitos de las víctimas que pedían clemencia por su compañero en desgracia.

Al final de la tortura el psicópata guardaba todas las piezas del celular en una caja y la devolvía por la misma ranura por donde había entrado, todo era tristeza hasta que ¡Sorpresa! en la caja estaba el teléfono inteligente LG G2. Después también caía el teléfono original intacto, así que agenda, juegos, conversaciones y datos estaban como si nada hubiera pasado.

Una gran acción BTL que definitivamente genera experiencias, y aunque juega con las emociones de la gente no es lo mismo que asustarte con una broma de infarto.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL