Crear una marca o empresa, diseñar su logo y definir un nombre, son cosas bien sabidas que ayudan a su constitución, pero en términos legales qué se debe hacer.

Cuando una persona o un grupo de socios quiere registrar una empresa, es necesario que no sólo se ocupe de la construcción de su branding en términos mercadológicos, diseño de imagen, publicidad y promoción de la marca entre su target, sino también debe ocuparse de un ámbito igual de importante para evitar problemas futuros: constituirla de manera legal.

En términos legales, el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI), una marca se entiende como todo signo visible que se utiliza para distinguir e individualizar un producto o servicio de otros de su misma clase o especie, teniendo como principal función servir como elemento de identificación de los diversos productos y servicios que ofrecen a los consumidores.

 

Pero hacer un registro de una marca es sólo uno de los primeros pasos legales que toda marca debe considerar. Sin embargo, para evitar futuros problemas y no ser concebido como infractor de la ley, es necesario que, al menos se consideren 5 puntos legales básicos.

Saber bajo qué título o denominación se registrará tu marca

Esto se refiere a bajo qué categoría habrá de registrarse tu marca, es decir, si se trata de una patente, invento u otro tipo de marca.

Además debes precisar a nombre de quien se registrará la empresa, dar el domicilio fiscal, indicar los productos que se quieren distinguir con la marca, entre otros datos, los cuales puedes revisar en la página del IMPI.

Revisar y estar seguros de que tu nombre e imagen no han sido registrados con anterioridad

Algo que también se hace al momento de registrarse ante el IMPI es cerciorarse de que tu nombre y logo no son ocupados por otra marca; esto evitará que la marca que ya cuenta con cierto nombre no interponga una demanda y eso perjudique tu imagen, reputación y confianza ante tus consumidores.

Cumplir con declaraciones fiscales

Esto es una obligación que toda empresa, sin importar el tamaño que tenga debe hacer. Realizar declaraciones anuales, mensuales y comprobar los gastos realizados es un deber que también le ayudará a no contraer demandas o problemas ante ciertas instancias como el SAT, por ejemplo.

Si tu marca opera en más de un país, determinar en qué nación se declararán ingresos

Cuando una marca tiene operaciones en más de un país, es necesario que los responsables o fundadores determinen ante instancias legales el lugar donde se reportarán los ingresos, ventas y declaraciones.

Trabajar de la mano con tu abogado y contador

Toda marca o empresa debe apoyarse con un equipo de abogados y contadores porque son esas figuras quienes te darán un mejor asesoramiento en toda acción que se lleve a cabo, desde la constitución de una marca, hasta los contratos temporales con tus proveedores o clientes y así contar con un respaldo legal en todo sentido.

Cuando una marca o empresa tiene algún problema legal, no siempre es porque de forma deliberada se haya decidido evadir impuestos o cometer alguna infracción. Muchas de las veces se cometen acciones fuera de un marco legal porque no se tiene conocimiento de lo que, por ley y como empresa, está obligada a hacer ante instancias que regulan su operación.

Por ello es necesario que toda empresa esté al tanto de las leyes, normativas y obligaciones que debe atender.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL