Ya que es tendencia hablar de virus y el contagio masivo, esta vez decidí hacer un análisis creativo de por qué un video se convierte en algo viral y se transforma en una tendencia.

Más columnas de David Bonilla:
9 reglas para la supervivencia en el BTL y durante un holocausto zombie
Procrastinar como recurso creativo
La creatividad y la teoría de la bicicleta

Mientras leía un poco de Neuromarketing y psicología del consumidor descubrí que, básicamente nosotros compartimos lo que queremos ser y no estoy diciendo que si compartimos un video de un gato con problemas para saltar, eso queramos ser.

Resulta que los seres humanos funcionamos de una manera bastante peculiar la cual se ha convertido en algo mucho más extraño con la llegada del internet y la facilidad de expresión global, por naturaleza siempre hemos buscado ser aceptados y queridos, por lo tanto vamos a proyectar una imagen que sea agradable para todo el mundo.

#Meme perro en internet

Pero más allá del deseo de aceptación siempre estamos en la búsqueda del YO ideal, por eso compartimos las canciones de moda, vemos las series de estreno o simplemente ponemos música de un artista que acaba de morir (el ejemplo es terrible pero es muy real); y curiosamente la publicidad esta empezando a actuar de la misma manera, las marcas están buscando una identidad que sea fácil de asociar con un estilo de vida, por ejemplo Monster Energy Drink; es una marca que fácilmente se podría asociar con un joven de 25 años, con gusto por lo extremo, amante del rock y con un gusto por la ropa verde neón, y eso por no ahondar en el tema sociológico.

Resulta que en mi búsqueda encontré, que las marcas y las personas tienen varios perfiles de comportamiento, lo cual los acercan más a los consumidores o a las personas a las que quieren llegar y es importante saber que perfil de marca tenemos en nuestras manos para ver cómo podemos comunicarnos, a continuación les voy a mostrar algunos ejemplos que encontré:

El altruista: Es aquella persona que siempre piensa en lo mejor para los demás, en cuidar del planeta, mejorar la calidad de vida y ser querido por todos por sus buenas acciones, comparten noticias ecológicas, hablan de reciclaje, etc.

El profesional: Son aquellas que quieren que su reconocimiento y nivel de aceptación sea por su veracidad y credibilidad en un tema, siempre tienen una opinión polarizada que defenderán en redes sociales, se apoyan mucho de noticias y de estudios certificados, siempre creen tener la razón.

El hipster: Son los que siempre están a la moda, ven tendencias todo el tiempo, su principal interacción en redes sociales son los blogs y microblogs, pueden ser sarcásticos pero nunca groseros, les gusta compartir música que nadie ha escuchado y con eso poder decir ”yo los conozco desde que tocaban en un garaje”.

Los buena onda: Son esos que se preocupan por todos, saludan a todo el mundo en su cumpleaños, son los que mandan el mail para saber si aún estas vivo.

Los deportistas consumados: Son aquellos que publican que su equipo hizo gol en cuanta red social usan, por lo general en su interacción social siempre entrara el tema deportivo, les gusta mucho el cuidado del cuerpo, realizan ejercicio, son saludables, usan las redes sociales y las aplicaciones para contar cuánto han corrido, cuánto han hecho en el gym, todo esto para recibir reconocimiento.

Si nos ponemos a analizar, 80% de las personas que conocemos encajan en cualquiera de estos perfiles al igual que las marcas, esto es fundamental al momento de comunicarnos y por eso debemos siempre responder tres simples preguntas antes de hacer una campaña viral: ¿A quién queremos parecernos? ¿Qué aspiramos hacer con esto? ¿De qué modo esto mejora nuestra imagen?

Respondiendo a estas preguntas y entendiendo la motivación de ”cómo quiero que me vean” es mucho más fácil tomar decisiones acertadas en cuanto ideas virales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL