Hoy se cumplen 35 años de la muerte del Santo, luchador profesional mexicano de lucha libre que, durante su carrera, no solo se convirtió en un ídolo de multitudes arriba del ring, sino que además se volvió un ícono nacional que forma parte de la cultura popular mexicana, el cual logró trascender fronteras geográficas, siendo un personaje de culto en países como Japón y otras naciones.

“El Enmascarado de Plata”, como también se le conoce, fue un hombre que se convirtió en leyenda viviente, que ha logrado estar presente en la vida de muchas generaciones de su tiempo, así como de nuevas que hasta la fecha lo admiran.

Antes de convertirse en el Santo, este luchador, nacido el 23 de septiembre de 1917, tuvo otros nombres, tales como El Hombre Rojo, Enmascarado y Demonio Rojo, por mencionar algunos. Sin embargo, fue el Santo la denominación que marcaría el comienzo de una leyenda y legado que perdura hasta nuestros días.

“Cuando me subo a un ring, la gente me grita ¡Santo!”

Como se ha mencionado en los párrafos anteriores, el Santo es un personaje de la cultura popular mexicana que es respetado y admirado dentro y fuera del país, hecho que ha sabido mantener El Hijo del Santo.

En entrevista exclusiva para InformaBTL, el Hijo del Santo nos compartió que su padre le dio su máscara con el fin de que su personaje no muriera en el ring.

Me da gusto escuchar que la gente me grite ¡santo, santo! cuando me subo a un ring, lo cual me hace sentir orgulloso y feliz porque quiere decir que mi padre sigue vivo.

La máscara, así como la indumentaria que uso, es muy clásica, tal como la que portaba mi padre, aunque mi estilo de lucha es distinto.

Comentó que, a pesar de tener estilos diferentes de lucha, al Santo le aprendió cómo luchar a ras de lona, es decir, hacer llaves y contra llaves.

Mencionó que así como su padre se abrió camino fuera del pancracio, mediante actos de escapismo y el cine, él se inclinó por los negocios, acto que lo llevó a crear la marca de El Hijo del Santo y con ello la apertura de 3 tiendas en la Ciudad de México donde se comercializa mercancía oficial, además de venta online y con planes de ingresar al modelo de franquicia.

Compartió que, entre los planes que tiene para seguir promoviendo la imagen de su padre está la creación de una bioserie en donde será el propio Santo quien cuente su historia, por lo que ya se encuentra trabajando en la creación de este contenido, sin que hasta el momento se tenga fecha de estreno.

Busco que este contenido sobre mi padre esté bien hecho, con el cuidado que merece y que sea contada por él, con información real que atrape a los aficionados y haga que se sientan cercanos al santo.

El Hijo del Santo expresó que desde niño siempre admiró a su padre, incluso antes de saber que era su hijo, por lo que mantener su legado es un honor para él.

Mi padre siempre me dio muy buenos consejos; uno de ellos fue creer siempre en mí y en mis sueños, por lo que exhorto a los jóvenes a que si tienen una meta, trabajen por conseguirla.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL