Eventos como festivales de música, lanzamientos de nuevos productos, congresos, ferias, entre otros, son espacios estratégicos para que una marca ponga en las manos del target una muestra de los artículos que ofrece, por lo que la ejecución de sampling es una buena forma de hacerlo.

En términos generales, el sampling, también conocido como prueba de producto, es una estrategia promocional que tiene, entre otros propósitos, acercar un bien o servicio al consumidor y con esto motivar en él una intención de compra, ya sea en ese momento o en un periodo breve posterior a la muestra.

Te puede interesar: Sampling: ¿qué sí y que no hacer al implementarlo en PDV?

Además de ser una forma adecuada de dar a conocer un producto, el sampling es capaz de modificar la intención de compra de un cliente. De acuerdo con datos del Estudio de Hábitos de Consumo en Retail 2019, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, un 24 por ciento de los consumidores en México aseguran que la prueba de producto ha influido en tal decisión.

¿Qué beneficios aporta el sampling a un evento?

Ya sea como parte de una activación en un festival de música, en la inauguración de un punto de venta o al lanzar un bien o servicio, el sampling es cada vez más recurrente al realizar eventos. ¿A qué se debe esto y qué motiva a una marca a hacer uso de esta acción de marketing?

Verónica Martínez, gerente de Marketing de Salomon dijo en entrevista para InformaBTL que integrar el sampling en un evento, ya sea apertura de tienda o la presentación de un producto, le permite a una marca mejorar la experiencia del asistente y darle valor agregado al evento.

Mencionó que con ayuda de una prueba de producto se puede, además, beneficiar la recordación de marca y resulta más sencillo generar un vínculo emocional entre ambas partes.

Te sugerimos: Sampling: ¿cómo sorprender al consumidor con esta acción promocional?

Agregó que, tal como sucede con el sampling realizado en tiendas de autoservicio o clubes de precio, esta acción de marketing también despierta el deseo de adquirir lo que se está probando, lo cual incrementa la posibilidad de que salgo con la mercancía, sin dejar de mencionar que la preferencia y lealtad hacia la marca se fortalece y hace del evento una experiencia de marca, capaz de incrementar su engagement y brand awareness.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL