Aunque de inicio la creación de marcas propias por parte de las grandes retailers parecía descabellada, lo cierto es que resultó ser una buena jugada, pues al ser productos de bajo costo y representar un ahorro de hasta el 40 por ciento en comparación con otras marcas, han ganado terreno ante los consumidores.

Al respecto, el sitio TodoRetail, señala que los productos de marca propia han registrado un crecimiento del 20 por ciento en los últimos diez años, representando una cuarta parte de las ventas de comercios de autoservicios. Mientras tanto, hace tan solo 5 años, las marcas propias representaban solo el 5 por ciento de ventas de los minoristas, logrando alcanzar el 15 por ciento un año después (2015) y aportando el 25 por ciento hoy en día.

Así mismo, Jorge Quiroga, director general de TodoRetail; señala que que el crecimiento entre 2019 y 2020 podría ser de entre el 8 y el 10 por ciento, pues son marcas que resuelven tanto las finanzas del retail como las del consumidor.

Por su parte, Nielsen, la empresa de información, datos y medición; estima que para el 2020 las ventas de estos productos representarán el 35 por ciento de las ventas de los retailers, siendo abarrotes, limpieza del hogar e higiene, las industrias con mayor demanda; dejando atrás a las bebidas de cola y a las botanas, que no han logrado captar la atención del consumidor.

Las familias mexicanas y su concepción de las marcas propias

Kantar Worldpanel México, reporta que el 97.3 por ciento de las familias mexicanas han adquirido este tipo de marcas, destinando 935 pesos al año (2018).

En este contexto, Lilia Valdés, maganer de Shopper & Retail de Kantar; apunta que está previsto un crecimiento de las marcas propias a la par del desarrollo del canal moderno, añadiendo que las entidades que las lanzan han hecho bien en hacer caso a los comentarios de consumidores al respecto de mejorar la calidad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL