En la actualidad hablamos de herramientas como big data, small data, deep learning, machine learning, inteligencia artificial, entre muchas otras, las cuales cada día ganan más popularidad en la mercadotecnia, debido a que permiten facilitan que las decisiones y las estrategias que se generan sean mucho más certeras y efectivas. Sin embargo, no todos pueden pagar por esta tecnología. Si vamos a la recaudería, el posible que el tendero no tenga todo eso disponible, pero esto no impide que de un modo u otro haga mercadotecnia. En este contexto, el concepto conocido como marketing intuitivo adquiere una gran relevancia. ¿Qué significa? En las siguientes líneas hablaremos al respecto.

De acuerdo al portal de Rafael Neaime, el marketing intuitivo es aquel en el que las personas toman decisiones de mercadotecnia basados exclusivamente en su intuición. Sin embargo, esta explicación no nos dice mucho. Podemos conceptualizarlo más las acciones y estrategias de mercadeo que se realizan de manera empírica e intuitiva.

Por ejemplo, cuando vamos a la panadería, el dueño del local ha establecido los precios para sus productos, el espacio que ocuparán e incluso las promociones que ofrecerá. Todo esto lo realizó sin contar con los fundamentos teóricos y académicos de la mercadotecnia, sino que lo realizó con base en su experiencia y observación.

Es importante hacer una aclaración: al menos en la mayoría de los casos, las empresas grandes y las marcas realizan no realizan marketing intuitivo, sino que que más bien es usado en menor escala, principalmente por particulares e incluso por micro empresas.

Tomando esto como punto de referencia es posible comprender que el marketing, desarrollado de una manera intuitiva, haya nacido mucho antes que en 1902, cuando se utilizó por primera vez el término en Estados Unidos por un profesor de la Universidad de Michigan. Vestigios de estas acciones intuitivas de mercadeo las encontramos en las grandes civilizaciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL