A partir del julio de este año, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) tendrá la facultad de realizar el cobro de multas a empresas que hayan incumplido Normas Oficiales Mexicanas.

De acuerdo con información publicada por Forbes, serán aquellas compañías del sector energético, turístico y alimentos las que podrían hacerse acreedoras a un cobro de ciertas cantidades de dinero que hayan realizado malas prácticas comerciales.

Según informa el diario El Financiero, este organismo federal tendrá esta autoridad luego de la entrada en vigor de la reforma a la Ley Federal del Consumidor, presentada en 2018.

Ricardo Scheffield, titular de la procuraduría, será el primer día de julio cuando la institución comenzará a hacer valer esta nueva facultad, misma que contempla tanto a personas físicas como morales, que al no estar dispuestas a hacer los pagos pertinentes, podría ser embargada.

Desde octubre de 2017, la Profeco también ha tenido injerencia en las compras online efectuadas en el país, esto con el objetivo de salvaguardar los derechos que tienen los mexicanos como compradores y también para ofrecerles un mejor servicio a los clientes.

Información publicada en este medio indica que esta decisión de tener a la procuraduría en este canal de venta responde a las reformas efectuadas en la mencionada ley, organismo que desde ese año has estado pendiente de las transacciones y movimientos en tiendas digitales, sin dejar de fungir con sus funciones como la verificación de calidad de los productos comercializados, así como los servicios ofrecidos a través de e-commerce.

Para fortalecer esto, la Profeco llevó a cabo una alianza con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), asociación con la que buscan defender los derechos de los compradores y promover entre los proveedores buenas prácticas comerciales.


SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL