El canal de retail toca indirectamente con otras áreas del marketing, pero también con disciplinas que parecieran ser ajenas al sector, cuando no lo son. Un ejemplo de ello es el efecto Halo, ¿sabes qué es esto?

El efecto Halo, según los diccionarios, es un fenómeno psicológico o un sesgo cognitivo que permite a una persona deducir de un elemento una opinión general. Tal vez un psicólogo puede definirlo mejor, pero el asunto es que este término es de suma importancia para los retailers y anunciantes B2B.

Es por ello que comScore tituló a su última investigación como “El Efecto Halo: cómo la Publicidad en sitios Premium conduce a mayor efectividad publicitaria”, ya que en un afán por comparar y evaluar el impacto de los contenidos, el tráfico inválido, los niveles de visibilidad y el vínculo que establece el consumidor con los anuncios se dieron a la tarea de recurrir al famoso Halo.

Este estudio analizó el reconocimiento de marca de 15 campañas de branding y video de distintas categorías temáticas de sitios premium y tradicionales.

Según la investigación:

–  Los anuncios de display y video en sitios premium logran un 67% más de efectividad publicitaria para la marca que en el resto de los sitios.

–   Los sitios premium muestran menor cantidad de tráfico inválido (2.2%) que los sitios no premium (3.5%).

–  Existe mayor predisposición al consumo de anuncios digitales cuando éstos son desplegados en sitios Premium.

–  Las impresiones en los sitios premium tienen niveles de visibilidad cercanos al 50%, por arriba de los sitios no premium.

En tal sentido, el efecto Halo es importante para los retailers y anunciantes, toda vez que el entorno del consumo es determinante para el usuario, y cuando el contenido responde a las necesidades del consumidor, la posibilidad de vincularse con la publicidad digital es mucho mayor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL