En el mundo del marketing pareciera que sólo aquel con un gran capital puede expandirse y crecer en el mercado. Sin embargo, esta idea es errónea, ya que hoy día existen diferentes opciones para que los pequeños comerciantes se fortalezcan.

Más notas relacionadas:
Sitio de e-commerce permite que sus consumidoras personalicen las joyas que vende
Corona se apoya en el e-commerce para entrar a Colombia
MercadoLibre lleva al e-commerce a marcas y diseñadores de moda mexicana

Una buena alternativa -por no decir obligatoriedad- es el e-marketplace. Este término también se refiere al Market Place y alude a una plataforma web que funge como una tienda en línea.

Entre las bondades del Market Place es que agrupa a varias tiendas en su “interior”, es decir, que actúa como una especie de centro comercial online.

Todo e-marketplace puede ser especializado en un sector o en una zona geográfica, como ebay y Amazon.

Entre las ventajas que los pequeños comerciantes encontrarán en un Market Place es que no necesitan invertir mucho dinero, pues para vender sus productos no requieren de un sitio de e-commerce propio, sino que pueden utilizar la plataforma de un tercero.

A su vez, ser parte de un modelo de Market Place garantiza a los usuarios cierta confianza, puesto que es más fácil que un shopper digital confíe en una empresa consolidad a una nueva tienda que apenas comienza.

Finalmente, el tráfico de visitantes en un e-marketplace es superior, tomando en cuenta que las estrategias de comunicación las lleva la empresa gestora y que el usuario encuentra “todo” en un mismo sitio.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL