Dentro de la industria del entretenimiento, los festivales y conciertos son de los eventos más redituables para las empresas, promotores, dueños de venues y demás personas involucradas en su creación, categoría que ha tenido cambios notables, apoyados en gran medida en Internet, dispositivos móviles, big data y en las nuevas tendencias de consumo que han llevado a las marcas a implementar nuevas medidas, entre ellas métodos de pago más eficientes, como es el sistema cashless.

A manera de definición, el cashless se considera un sistema de pagos electrónicos que, a través de la aplicación de tecnologías y software específicos, el usuario tiene la facilidad de agregar dinero al chip que viene en la pulsera que le es otorgada al momento en que accede a un determinado evento, sin necesidad de requerir efectivo, puesto que se puede recargar a través de pagos con tarjeta.

Te sugerimos:

Event Marketing: 5 tecnologías que debes integrar en tus eventos.

Además de funcionar como una herramienta de pago, las pulseras con este sistema cashless también fungen como un medio de recolección de datos del usuario, y más cuando se el cliente ha realizado recargas previas al evento.

¿Por qué es protagonista en eventos?

En entrevista para InformaBTL, Alberto Vallejo, director general de Paykey, mencionó que hay servicios que van más allá de solo ofrecer recargas durante el festival, siendo el personal account uno de ellos.

Comentó que a través de esta categoría una persona que asiste a un festival, antes de que se realice el evento puede crear una cuenta la cual tiene la capacidad de vincular a más personas que asistirán el festival, además de dar la posibilidad de precargar y llegar con dinero al evento.

Con este servicio de cashless, además de tener una cuenta personal, los usuarios suelen tener beneficios tales como cortesías, cupones, artículos promocionales exclusivos, además de saber exactamente cada movimiento de recarga que se realiza y así conocer el monto que se tiene, entre otro tipo de información.

Por su parte, Angie Reveles, directora comercial de Paykey, agregó que el sistema de pago cashless no resulta ser algo tan sencillo como parece.

a través del cashless se pueden crear diversos tipos de monedas y cupones, lo cual le permite a los clientes o empresa que solicitan este servicio tener un mayor control de lo que acontece al interior del festival, es decir, pueden saber con qué moneda se está comprando, cuánto gasta un usuario, en qué momento adquiere y qué productos consume, entre otro tipo de datos que le permitirán al promotor o marca tener un mayor control de lo que sucede y así tomar decisiones puntuales en el momento, así como para futuros eventos.

Ante estas ventajas, sobre todo aquellas relacionadas con la recolección de información en tiempo real, es que el cashless se ha convertido en uno de los métodos de pago más eficientes al interior de un festival, además de que el diseño de las pulseras y materias primas usadas para su fabricación, hacen de ellas un buen giveaway.

De acuerdo con datos de Capgemini, ECB y BIS, en 2018 el número de transacciones hechas con cashless fue de 180 millones, solo en Estados Unidos; mientras que en América Latina fue de 44.5 millones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL